miércoles, 8 de septiembre de 2010

187. fiesta sin invitación

Cris y Sergio me estuvieron convenciendo durante todo ese sábado para que vaya a la fiesta, al cumple de Oscar, y aproveche mi soltería como no lo ocurre a Sebas que andaba con ganas de ir también, pero Verónica no le dio permiso.
Por momentos tenía ganas, pero el desánimo estaba ganando el partido y yo no atajaba una.
Además seguía sin afeitarme…

Llegó la noche, la hora de la fiesta, del descontrol, del divertimento, de la joda nocturna, y finalmente los chicos se convencieron de que no me iba a mover del depto, atrincherado en mi séptimo piso, con la heladera semi vacía pero con algunos envases que vaciar, y demás condimentos para un sábado on the night con gusto a domingo por la tarde.
Cris aceptó la derrota y Sergio, antes de irse me lanzó una mirada extraña y exclamó:
-I'll be back –dicho con la peor entonación de un Terminator demasiado humano y nada amenazador.

Me quedé solo junto a mi soledad y no hice demasiado, salvo no mirar nada en la tele, poner algo de música (jack johnson sonando a la altura deseada y con el ritmo adecuado haciendo juego), y tirar al fondo del placard el celular apagado.
Sentía que el tiempo de duelo ya había terminado y que de a poco tenía que volver a ser yo.
Me pegué un baño de inmersión eterno… hasta que el agua perdió su temperatura, y al pasar por el espejo… decidí que tenía que hacer algo más con respecto a esa imagen que el espejo me devolvía con tanta fidelidad.
Y así fue que finalmente me afeité como una especie de pacto que diera término a una etapa algo extraña, y así empezar otra totalmente diferente pero sin perder mi identidad.


La mañana se presentó demasiado temprano con algunos golpes en la puerta y bastante ruido del otro lado. Fui a abrir y me encontré con Sergio saludándome con un:
-Viste que era verdad que “I'll be back” –ahora con la ebriedad en todo su ser y acompañado de Cris, de Oscar y de todo su harem de mujeres invitadas a la fiesta… que ahora sigue acá en mi casa!!!
-¿Qué es esto? –sabiendo que estaba realizando una “preguntonta”.
Obviamente nadie me contestó y todos fueron pasando a invadir este santo lugar (?)

Las bebidas eran muy ricas y bastante fuertes, o eran muy ricas y demasiado temprano porque el mareo que me agarré hacía tiempo que no lo sentía.
En un momento me encontré rodeado de algunas chicas que estaban con hambre… por lo que aproveché que habían tocado el timbre para levantarme del sillón y dejar un poco a la jauría femenina.
Pero antes de llegar a la puerta tropecé con al aire y caí al suelo.
-Gastón –pude escuchar que me llamaba la voz desencajada de Oscar desde la puerta-, una tal Laura pregunta por vos.
Alcancé a levantar la cara del suelo y pude ver como Laura, desde la entrada y sin entrar, observaba el ambiente festivo que había en el departamento, para después lanzarme una mirada de odio? furia? desilusión? lástima? vergüenza? arrepentimiento?
No lo sé porque lo último que vi fue como se iba… una vez más.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

mmmm mi mirada sería todo eso y mucho más!!! Sigo acá.....

pequeñita dijo...

todas als personas caen alguna vez cuando te pusiste bien denuevo fuiste en su busqueda ??
suerte :) pasate

Paula dijo...

Te negaste a ir de joda pero ella vino a vos, y encima, apareció Laura!!

Me alegra que te hayas afeitado, que te hayas mimado, porque eso ya es sinónimo de intentar salir a flote.
Lamentablemente, las mujeres (generalizo pero me hago cargo, jajaja) cuando vemos algo, normalmente, dictamos sentencia y ejecutamos!! Y si el aliento viene con baranda a alcohol, corre sangre!!!

Espero que no sea tu caso, y si la seguiste, que te haya creído.

Besotes cariñosos, porque no me olvido de vos, eh, eh, eh??!! ;)

Lolita y El Profesor dijo...

¡Noooooooooo! ¿Lauraaaa?
¡Ay, por Diorrrrr, Gastón!
Abrazo comprensivo.

El Profesor

BENHUMEA dijo...

Jejeje... hay cosas que no son comprensibles la mayoria estamos concientes de que el amor y el corazon tienen motivos que la razon desconoce, hay cosas que debemos dejarnos sentir y muchas otras a las q deberiamos contener para no vernos sufriendo tirados al piso, el arte radica en reconocer cuando escuchar el corazon.

Un beso

Ask Me Anything dijo...

se nota que eres muy buena onda!

Sentimientos! dijo...

Gaston me agrada leer tu blog.

Lo importante es que miro :)

saludos

Gastón dijo...

Anónimo (aunque no para mí): Tu mirada ES todo eso y mucho más...

Pequeñita: Caigo y me levanto, y el resto... en la próxima...

Paula: Sí, parece que sigo con el imán en el bolsillo.
Te mando un beso grande!

El Profesor: Sí, apareció para verme... así, tan accidentalmente así...
(toda una metáfora realista)

Gastón dijo...

Benhumea: Yo lo escucho a mi corazón, y a veces me "ordena" cada cosa...
Besos...

Ask Me Anything: Desde dónde se nota?

Sentimientos: Gracias por pasar y mirar!

Rouse dijo...

me quede atónita... por que últimamente he escuchado mucho acerca del karma, que es lo que esta susurrando tu destino...en verdad será que ellas es para ti... será que tienes que empezar a jugar el mismo juego??
saludos... esperando que si es lo que tu deseas ve en busca de ella...aunque dudo un poquito...ya que no es bueno amarrar a un espíritu libre...
te dejo un fuerte abrazooo y que lastima que la barba se haya ido....

Gastón dijo...

Rouse: Más que el karma, la que me susurra al oído es la cama.
Sí, todos somos espíritus libres, pero es que en algún momento nos sentimos tan libres al estar juntos...
Besos con algo de barbita