jueves, 5 de mayo de 2011

231. otros mundos

Este fin de semana último el mundo tuvo su cóctel de mezclas mortales con la insoportable boda real, la beatificación de Juan Pablo II, la muerte de Sábato, y el asesinato de Bin Laden ordenado por el último Nobel de la Paz.

Llevado a un caso más particular y personal, yo llevo dos o tres noches sin dormir del todo a causa de un cóctel de pensamientos y reflexiones que, quizás, también tenga que ver con los acontecimientos de mi fin de semana.

Y más allá de que hace poco cumplí años, recordé una época no tan lejana en que había situaciones de la vida cotidiana que, para bien o para mal, eran extremadamente diferentes a las de hoy.

Por ejemplo, recuerdo una novia que tuve de nombre Verónica…
Anduvimos juntos seis meses, pero de una intensidad exagerada.
(obviamente me refiero al sexo, más allá del amor que nos podíamos tener)

La cuestión es que un día se le ocurrió irse a visitar a los padres que vivían demasiado al sur y nunca más regresó, dejando de este lado un frío mucho mayor que el de aquellas tierras.
Hubo un llamado demasiado lejano anunciando que había decidido no regresar a Buenos Aires… ni a mí, y eso fue lo último que supe de ella.
Es decir, ella me abandonó en un mundo real donde el mundo 2.0 no existía, y por consiguiente:
No aparecieron fotos etiquetadas donde mirarla…
No había frases indirectas con tiro directo…
No hubo solicitudes estúpidas de amistades…
No había manera de seguirme con la excusa de escrituras…
No había cómo atraparme y observarme a través de redes sociales…
Ella me dejó en un mundo que lo único que tenía de loco era el girar en continuado.


Hace poco Laura leyó algo que yo había escrito por alguna parte, y pese a no estar con ella, explotó en un ataque furioso-ciego-salvaje de celos.
De nada sirvió explicarle que se trataba de un juego de palabras con los que acostumbro a divertirme. Y en su envión de instinto asesino me escribió palabras autografiadas que fueron golpes duros y bajos en forma de aguijones venenosos directos a las bolas.

Después de esto, me quitó, me eliminó, me borró de varios lugares que compartíamos, pero a veces nos cruzamos sin querer queriendo por personas en común.
Y sé que seguramente leerá esto y me largue una nueva puteada por los talones, pero el mundo 2.0 permite mantener contacto con personas lejanas, pero no dice nada sobre una despedida de verdad, como la que me regaló Verónica, y no como esta tan dolorosa que me está dando (y ya me dio) Laura.

16 comentarios:

LuNeRa dijo...

El mundo 2.0... ¿Qué decirte? La línea entre lo real y lo virtual, en estos tiempos, a veces no deja muy claro por momentos donde está la vida... Como dices, las despedidas nunca terminan, o si es así, el saberse desaparecido "literalmente" del mundo de otro, siempre causa un dolor diferente, especial, que no pasaría sí no hubiera esa posibilidad de estar "virtualmente presente"...

En fin, te mando un beso y un abrazo esperando que esa despedida (por tu bien, creo) sea ya definitiva... aunque el dolor quede ahí por un tiempo.

Lolita y El Profesor dijo...

¿Y fue tan jodido lo que escribió que le despertó los celos homicidas?
¡Usté también, Gastón! Dejejodé, che. Un día lo van a acuchiyar, vea.

El Profesor

Mili_en_apuros dijo...

Convengamos que el mundo 2.0 es un arma de doble filo y es como que tenemos una dependencia increíble de él con relación amor odio....Nos quejamos cuando encontramos cosas que no deberíamos pero necesitamos hurgar en dicho mundo por si las moscas...si faltara, conociéndolo....estaría bueno?

Un besito y buen finde! Arriba ese ánimo!

Nerea dijo...

Que tristes son esas despedidas sin previo aviso...la tecnología de hoy en día para algunos es una ventaja impagable para acortar distancias. Pero,para otros,es una tortura cuando a pesar de poder acortarlas esas distancias se agudizan... y no hay tecnología que lo remende.
Un beso grande Gastón.
Que tengas una linda semana..

Ángelos dijo...

Cito: "Y en su envión de instinto asesino me escribió palabras autografiadas que fueron golpes duros y bajos en forma de aguijones venenosos directos a las bolas." -poesía en su estado puro, eh hermanito?-

Tengo una duda que quitarme... cuando habla de aguijones, ¿lo dice porque la muchacha es escorpiana? Porque los escorpianos somos unos retorcidos, venenosos y damos en el blanco muy certeramente... (y no es que eso me llene siempre de orgullo eh).

Creo que si no le da bolilla se va a cansar. Siga con lo suyo y esté tranqui. Yo lo banco... y agradezco siempre al universo 2.0 por haberme puesto en el camino donde se encontraba usted. Un abrazo!

Recomenzar dijo...

Los celos femeninos.Torturas de nosotras las mujeres
...me ha encantado este texto....

Ricardo Tribin dijo...

Que buen post, mi muy querido amigo Gaston, en el que muchos con seguridad estamos identificados parcial o totalmente.

Fuerte abrazo, magnifico escritor!!!

Gastón dijo...

LuNeRa: Sip, por momentos uno se siente el protagonista de Matrix sin poder diferenciar los dos mundos.
O es casi como terminar un noviazgo con la persona que vive pegado a tu casa, lo que hace que la cruces varias veces durante el día...
Y bueno, se intentará que el dolor sea más virtual que real...
Besos en los dos mundos!!!

El Profesor: Nada grave... Salvo que ella lo leyó y se le agudizaron los celos.
Y sobre el cuchillo...
Usted bien sabe, querido Profesor, que hay palabras que se lanzan sin medir el filo de la lengua (escrita).
Abrazo grande para usted y besos a Loli

Gastón dijo...

Mili_en_apuros: Es indudable que andamos por el mundo 2.0 pero todavía no sabemos manejarlo del todo.
Mientras tanto yo puedo apoyar mi cabeza tranquila en la almohada (mundo real) y apagar el monitor sin problema alguno mundo (2.0)
Y mi ánimo está arriba, pero no tengo la culpa de mi estatura, jajaja...
Besos...

Nerea: La tecnología logra extremar las distancias, ahondar algunos sentimientos, confundir realidades, emborracharnos cibernéticamente.
Sólo espero que mi balcón no sea virtual!!!

Gastón dijo...

Ángelos: Usted siempre exagerando con sus piropos literarios...

Sobre tu pregunta horoscopiana (?), sin querer queriendo has dado en un punto clave.
La escritura, mis palabras literarias que me salen al natural, ella puede tomarlas (de hecho así ha pasado... y no tiene la exclusividad de este mal) como que entonces a la mujer que me refería no es ella sino otra Laura porque ella no es escorpiana (en el horóscopo, claro, ejem...)

Pero bueno, el mundo 2.0 es parte de una realidad también, y es verdad, este nos permitió el encuentro con usted, su vida, sus palabras, y la copa futura por brindar.
Abrazo grande, enorme vía 2.0, pero en el mundo real!!!

Gastón dijo...

Recomenzar: Bueno, no es algo tan exclusivo de ustedes las mujeres, aunque saben ponerle más pasión al temita, jejeje...

Ricardo Tribin: Esa es la idea...
Compartir experiencias para aflojar tensiones y de paso, quizás le sirva de reflexión a alguien...
Abrazo y gracias por tan efusivo saludo a mi ego perdido!!!

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Las redes sociales propagan el histeriqueo puro.

"Ay, te elimino, ay, te pongo como no admitir, ay, me pongo como invisible, ay, ay..."

Pero vayansé a la mierda...

aguante el amor dijo...

Laura tiene un par de cosas bastantes confusas parece ser..
no creo que propagan el histeriqueo las redes sociales, de hecho mucho antes que las redes sociales.

Un beso señor!

Gastón dijo...

Yo NO SOY Cindy Crawford!!: Jajajaja...
Bueno, ese ir y venir del mundo 2.0 es el mismo que en el mundo real se manifiesta a base de odios, sonrisas, besos, puteadas, bienvenidas, sopapos, etc.
(casi en ese mismo orden)

Aguante el amor: Claro, el histeriquismo es histórico-histérico.
De hecho dicen que Adán mordió la manzana por el jueguito histérico de Eva.
(dicen...)

Cinthia dijo...

¿Para tanto esas palabras como para que te eliminara? Me parece muy... inmaduro de su parte la postura.
Aparte, técnicamente "no están juntos", osea, ¿Con motivo de qué vienen los celos?
Igual las mujeres somos así de histéricas, locas e inentendidas por el simple hecho de nuestra condición femenina. En fin, no nos justifico para nada.

Gastón dijo...

Cinthia: "Donde manda capitán no manda marinero"
Bueno, cambiemos la palabra "marinero" por "razón", y a "capitán" por "corazón".

Y sí, ustedes son así, y eso también las convierte en seres fascinantes, che!!!
Besos...