jueves, 9 de abril de 2009

77. seguro contra la inseguridad

Por lo sucedido en la editorial estoy obligado (Y todos los demás también) a tener un fin de semana largo… y seguramente parte de la próxima semana también.
Esto hace que las ocho horas laborales que me servían de salida de emergencia, ahora me tengan haciendo vida de casado y familiar full-time.
Justamente de esto me encontraba hablando con Sandra.
—No te preocupes… Está todo más que bien. Encima a papá le caíste genial. De hecho me estoy poniendo un poco celosa, jajaja.
—Sí, eso es bueno… De todas maneras me sigue dando miedo la posibilidad de meter la pata con algo. La otra noche cuando se me cayó el monitor me podrían haber visto por la ventana y…
—Podemos decir que es un departamento que alquilaste como oficina, o que te lo ofreció la editorial.
—Sí… —dije pensando—, no sería una mala idea. De hecho me permitiría estar en casa y no molestarte acá.
—Pero es que no me molestás. A no ser que seas vos el que se siente incómodo conmigo.
—No, para nada… Pero sí con la presencia cercana de tus viejos.
De pronto Sandra comenzó a reírse con ganas.
—¿De qué te reís? —pregunté desconcertado.
—Es que parece un diálogo entre novios apunto de tener relaciones por primera vez y con miedo a ser descubiertos por los padres.
—Bueno… Más o menos, ¿no?
—Claro, salvo que no vamos a tener relaciones, ¿no?
—No, claro… Por supuesto…


Llegaron los padres y decidimos ir a dar una vuelta por algún lugar. Cuando estábamos en la calle por tomar un taxi lo veo venir a Cris, y con desesperación noto que no tengo escapatoria alguna. Ya me descubrió y…
—Hola nene.
—¿Cómo estás Cris? Mirá que me estoy yendo, así que cualquier cosa lo dejamos para otro día.
—No, está bien. Venía a ver a Sebas. De todas maneras te estuve llamando y fue imposible comunicarme con vos. ¿Dónde te olvidaste el celular esta vez?
—Me lo robaron.
—¿De verdad? ¿Y estás bien? ¿Te hicieron algo? —comenzó Cris a preocuparse con su exageración habitual.
—No, estoy bien. De hecho me dejó el chip, pero bue…
—¡Qué lo parió, che! No se salva nadie de la inseguridad, carajo —se quejó Cristian con angustia.
—Pero coños, si además le han robado en sus oficinas, ¿no es así?
El padre de Sandra se metió en la conversación y Cris se percató en ese preciso momento de que me encontraba acompañado.
—¿Quiénes son ellos? —me preguntó para que le respondiera presentándolos.
—Ellos… Ellos son… Bueno… Son… —por más esfuerzo que hacía no lograba que se me ocurriera algo ni que me secuestrara una nave extraterrestre.
—Mejor dejá que me presento yo solo —dijo Cris saludando y presentándose en sociedad—. Soy Cristian, uno de sus mejores amigos.
—Coños tío, qué alegría me dais conocer a uno de los amigos de mi querido yerno. Ella es mi esposa Marta y yo soy Antonio. Somos los padres de la esposa de tu amigo, qué joder.
—Los… ¿qué? —preguntó y se atragantó Cris abriendo sus ojos como nunca lo vi hacerlo antes en su vida.
—Los suegros de Gustavo.
—¿De quién? ¿Quién es Gustavo?
—Pero ¿qué coños te sucede jovencito? ¿Acaso no conocéis el nombre de quien dices ser su mejor amigo? —preguntó indignado Don Antonio-
—Pero… Es que… No entiendo nada… —decía totalmente extrañado Cris—. ¿Vos te casaste y no me dijiste nada?
—Bueno… No tenía que pedirte permiso, ¿no? —le dije sin saber qué decir—. Mirá, otro día te explico bien. Ahora me tengo… Nos tenemos que ir. Chau —me despedí con urgencias y empujando a todos hacia el interior de un taxi y alejarnos de este lío.


Ya en el taxi, Don Antonio no pudo evitar preguntarme sobre lo sucedido.
—Cris tiene problemas de memoria. A veces no recuerda ni quién es él. Hay que tenerle paciencia… Es una buena persona, pero su cabeza…
—¿Se golpeó la cabeza?
—Ehhh… Sí, Sí, lo golpearon… Le quisieron robar, se resistió y ahí nomás le dieron un golpe en la cabeza.
—Pero coños, esto e terrible. Mira, os puedo asegurar que si me ocurriera algo así, no me quedo ni medio minuto más aquí. Es que no llego a comprender cómo podéis estar en un lugar tan inseguro, junto a personas que no son de fiar.



(no dije nada, pero pese a todos los problemas… ¡¡¡Tuve una revelación!!!)

14 comentarios:

Gastón dijo...

Amiguitos/as, acá sigo ciberniteando para seguir contándoles lo que no deja de pasar en mi vida a diario.
De todas maneras ya les dejé dicho un impar de cosas al final de todos los comentarios del escrito anterior.

Por lo que ya me retiro dejándoles besos y abrazos para repartir.
Los quiero, los extraño, pero no los olvido!!!

Gastón

PD: (me dice la chica del ciber que mañana no abren... y bue...)

Lolita y El Profesor dijo...

¡Uhhh!
¿No leyó lo del monitor, Don Gastón?
Dele, no sea vergonzoso.

Mire que hay que tener mala suerte para encontrarse a Cris justo justo, ¿eh? A veces pienso que usted tiene más problemas que Los Pérez García y La Familia Falcón, todos juntos.

El Profesor

Ángelos dijo...

Gas... ¿soy yo el que ve la tierra quebrándose o es que realmente está ocurriendo?

Hago fuerza, cruzo los dedos, te prendo velas... y de todo un poco... ojalá no las necesites. =)

Reitero... FUERZA.

Abrazos macumberos de los blancos (nada de macumba negra aca ehhh, que para eso ya está la sola presencia de tu "esposa")

p.d: estoy volviendome muy malo... pero bueno.... uno elige a quien odiar en todo el elenco del culebrón ¿no?

Crazygirl dijo...

Francamente......
Besos reveladores

Eugenia dijo...

una revelacion??? que inquietante..

Terapia de piso dijo...

Esperemos que la duda no comience a germinar.

Saludos, Gastón.

José Roberto Coppola

Cecilia dijo...

Yo también te quiero, Gastón.

Besos!

Cecilia dijo...

¿Te vas a vivir a España con los suegros y Sandra?

¿Vos sabés que estamos pasando por lo mismo?
Estoy teniendo revelaciones también.

Besos intrigados!

Paula (Bera) dijo...

Me reí mucho, jajaja.
Me imaginaba la cara de tu amigo y de verdad que me causó gracia.
Ahora te van a querer ahorcar por no avisar del "casorio", jaja.

Ay amigo, qué garrón estar en el cyber, no es lo mismo que la comodidad de tu hogar, encima lo del trabajo.

Gracias por darte una vuelta y seguir contando tu historia.
Besos enormes!!

Lola dijo...

No puede ser de otra manera, siempre encontras a alguien que te pone en evidencia en el momento menos indicado y con las personas menos indicadas.

Llorè de la risa con este post.

Besos y abrazos

Lolita y El Profesor dijo...

¡Qué metida de pata la de tu amigo!
Espero que no vaya a complicar las cosas!!!


Un besito


Lolita

Cris dijo...

Me encantaría saber que le dijo Cris a Sebas etc, etc, !!!
Pues hombre, coño... pues que pedazo de yerno eres...así dan ganas !!
Me pregunto... Sandra no andará con dobles intenciones no??
Besos cibernéticos

Carlos dijo...

jajaja Gastón, me imagino la cara de Chris al escuchar a tu suegro jaja

Fuerte abrazo hermano.

Puta Desgraciada dijo...

Uy niñolin, me siento mal, yo riendome de vos a más no poder...

Yo disfrutando las vacaciones y vos... Mejor sigo leyendo.

Me paso lo del monitor (o al menos casi, pero ahora veo en verde ja jaa).

Besitos ciberneticos, amiguito.