viernes, 4 de septiembre de 2009

136. a veces pasa

—¿Y por qué le dijiste que no?

Esa fue la pregunta que se fue repitiendo en los últimos días, no sólo de parte de mis amigos, sino de mí mismo.

—Todos quieren una vez más, pero en todos los sentidos —comenzó a exponer su teoría Sebas mientras se acomodaba en el sillón delante de mí—. ¿Cuántas personas le hincharon las pelotas a Cerati y compañía con el regreso de Soda Stereo?
—¿Qué tiene que ver eso? —pregunté sabiendo lo difícil que es algunas veces seguirle el hilo de la conversación a Sebas.
—Tiene que ver. Ellos ya no querían estar más juntos y decidieron despedirse, lo anunciaron y hasta dieron el último concierto.
—Sí, el de las gracias totales.
—Ese mismo. Y sin embargo la gente quería escucharlos, o verlos cantando, juntos, una vez más.
—Sebas, te aseguro que si me pagan un palo verde, con Fernanda lo hacemos hasta que se vuelvan a juntar Los Beatles.
—De todas maneras…
Obviamente, Pablo estaba presente y no podía quedarse sin aportar algo.
—De todas maneras… —continuó Pablo con rostro pensativo— Soda se juntó una vez más, al igual que Los Cadillacs, al igual que La Portuaria, etc.
—Sí, y ahora vuelve Charly. ¿Y qué tiene que ver eso con Fernanda y yo? —pregunté algo desconcertado.
—¿No te gusta Charly? ¿Te acordás cuando lo fuimos a ver a San Bernardo? —recordó Pablo con su nostalgia a pilas.
—Sí, me acuerdo.
—Lo que me acuerdo… —dijo Sebas llegando desde la cocina con unos capuchinos a pedido— es que estábamos hablando sobre tu “voto no positivo” a garchar de nuevo con Fer. Y lo mismo hiciste en su oportunidad con Vanesa.
—Uy, mirá si se te hace vicio y morís virgen —dijo Pablo haciéndonos escupir el capuchino de la risa.
—Chicos, es verdad, es raro porque sinceramente estaría buenísimo hacer el amor otra vez con Fer, pero les cuento…
No se esperaban esta charla en tono íntimo por lo que dieron un buen sorbo caliente y se acomodaron para escuchar lo que tenía para decirles, para contarles.
—Una vez, con una chica, pasó exactamente lo mismo. Nos estábamos por separar y los dos estuvimos de acuerdo en hacerlo por última vez. Si muchos se despiden con un gran beso, porqué nosotros no con un gran beso de nuestros cuerpos. Además yo era bastante joven…
—No existía el arco iris en colores —acotó Pablo haciéndose el pendejo cuando todos andamos por la misma edad de las tres décadas.
—Bueno, como les decía, sabíamos que era la última vez, pero no nos preparamos mentalmente para la ocasión.
—¿Es la excusa para decir que no se te paró?
—No, al contrario, todo estuvo muy bien, salvo que en mitad de nuestro último momento juntos… ella se puso a llorar.
—¿En medio de…?
—Sí, ahí, y no se imaginan lo inesperado de la situación porque la última imagen que tengo son las lágrimas de ella mientras se vestía y se iba. Y los sentimientos posteriores son de sentirme perturbado, conmovido, dolorido por algo que se suponía que iba a estar bueno.
—A mí también una vez me pasó —dijo serio Sebas.
—¿Y?
—No quisiera recordarlo.

Nos terminamos los capuchinos casi en silencio, sintiendo que a veces es mejor perder una buena noche que ganar una nueva herida en el maltrecho corazón.

21 comentarios:

Conta Dora dijo...

Ok, si hubiera posibilidad de reunión de los Beatles, compro una escopeta y te obligo a estar con Fernanda, pero como eso no va a pasar, está bien tu elección!

Besos!

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Obvio.

Tomás Münzer dijo...

Uh, me pasó, y la verdad que no sé qué haría si me pasara de nuevo, evidentemente es gente que uno sigue queriendo y consideraespecial, por eso decide despedirse de una manera especial, pero sí, a veces esos momentos que uno piensa van a ser un buen recuerdo, acorde a lo que se merecen ambos, terminan siendo una herida más. Saludos.

LaVieEnRose dijo...

totalmente de acuerdo.

besos y buen finde!

Lolita y El Profesor dijo...

Gastón:
Acertada decisión, la suya.
Muchas veces hacemos algo que sirve para recordarnos, durante toda la vida, que no debemos volver a hacerlo.
¿No es mejor quedarse con una última imagen grata, que con una muy muy amarga?
Digo, ¿no?

El Profesor

lexi dijo...

viste que iba a ser un bajón...

saludox!

Ana dijo...

Creo que tienes muchísima razón, tomaré en cuenta tu historia a modo de consejo. Un besito.

Paula (Bera) dijo...

Cuando no da, es mejor la retirada.
Y más aún, cuando ya pasaste por eso y no fue una sana elección.

Querido Gastón, tus reuniones de amigos se parecen a las mías, jajajaja!!!!
Son geniales!!!

Te mando un beso grandote!!!

Luqe dijo...

Estoy de acuerdo.

Rocio.B dijo...

Bien bien bien...
Suerte para el finde!

Valdi dijo...

muy muy mucho deacuerdo con lo expuesto arriba :)

abrazitos terroristas xD

Mariana dijo...

Uff, confieso que he pensado en ello, pero algo me dice que no seria preciso y además resultaría bastante doloroso, al menos para mí.


Saludos…

-vestida de olvido dijo...

ufffff qué lindo lo último que dijiste. yo también recuerdo aquella última vez, ojalá no hubiera pasado.

Allek dijo...

como estas?
pasaba a saludarte y a invitarte a que visites mi caja!
un abrazo!

Pepita dijo...

Si..todo eso sumado a que está buenísimo que pongas todas las fichas en la nueva relación..
Besos nuevitos

ilegalmente rubia dijo...

si, es lo que yo decía en el post anterior, es ser un poco mazoquista por mas que siempre uno quiere un poco mas, pero no está bueno si ya se sabe que ese poco es lo último que vas a tener...

me cayeron re simpaticos tus amigos con este post jaja, me dieron ganas de tomarme un capuchino con ustedes :P

besos (con crema de capuchino en los labios)

Unmasked (sin caretas) dijo...

No se, me parece que uno hace las cosas porque las hace, y que tanta explicacion hay que dar.

Las razones son irrelevantes en mi contexto general, lo que importa son los hechos. Ademas, siempre la podes volver a llamar. jaja.

un abrazo

Petra

Gastón dijo...

Conta Dora: Bueno, en algún momento Los Beatles se van a reunir.
(si yo lo hago con Fernanda... qué sea en esta vida!!!)
Besos desde el más acá

Yo NO SOY Cindy Crawford!!: Claro.
Besos obvios y claros

Tomás Münzer: Ese es el tema. Es que son personas especiales y la despedida dejaría de ser acorde porque no nos haría bien a ninguno de los dos
(por más que uno después se pueda llegar a arrepentir, no?)
Abrazo de bienvenida

LaVieEnRose: De acuerdo y con recuerdos.
Besos iguales

El Profesor: Las lágrimas muchas veces borronean los buenos recuerdos, y las sonrisas las hacen brillar.
Abrazo con la sabiduría del tiempo y de la calle

Lexi: De todas maneras fue un bajón.
Besos desde arriba

Gastón dijo...

Ana: No soy de dar consejos, pero tómalo o déjalo.
(no voy a cobrarte, jejeje)
Besos para escuchar

Paula (Bera): Soldado que huye...
Aunque no fue una huida, sino una retirada con estilo.
Y sobre mis amigos...
Qué te puedo decir de ellos que no esté en mi vida a diario?
Besos amistosos

Luque: Es que a veces el corazón prefiere quedarse en silencio...
Abrazo igual

Rocío B.: El finde ya pasó, y no fue bien por triplicado pero estuvo bien.
Besos besos besos

Valdi: Parece que la mayoría pensamos igual.
(pero hay que estar en ese momento...)
Besos in pace

Mariana: Mirá, cada historia es única, y en algunos casos una buena despedida haciendo el amor es mejor que una con un sopapo preciso.
Besos individuales

Gastón dijo...

Vestida de olvido: Y sin embargo con ese vestido...
Besos que desnudan el alma

Allek: Bien, gracias.
Ya pasaré y espero no sufrir de claustrofobia.
Abrazo abierto

Pepita: Todas las fichas?
Quizás debiera quedarme con alguna por si las moscas...
Besos sobre un paño verde

Ilegalmente rubia: Y bue... A veces un golpecito no está de más, jejeje.
Che, te puedo asegurar que con ese saludo final acabo de llegar del almacén con 7 kilos de crema.
Besos viciosos

Petra: la realdiad indica que no es necesario que la llame a Fer, simplemente porque ella es parte de mi vida y siempre va a estar apreciendo en ella, en mí.
Y no doy explicaciones, es simplemente parte de mi escritura en forma de diario, jejeje.
Besos sin diván

Tres dijo...

Más de acuerdo, imposible.

La otra vez veía un capítulo de serie televisiva, verás, y alguien lloraba, igual: en medio de todo. Tuve un flashback. Se me había olvidado.

Yo también lloré. En dos ocasiones. Con la misma persona.

En ese momento, en el del recuerdo, me pregunté qué habría pasado por su mente en ese entonces, cuando aún era yo la cosa más hermosa para él.

Y aún me lo prregunto, quizá...






Un beso, hombre.