jueves, 17 de diciembre de 2009

156. el dato que faltaba

Anoche estuvo parte de la barra acá en casa, y nos quedamos compartiendo unos tragos hasta bien entrada la madrugada. Cuando el último de ellos se retiró, me lancé de cabeza a la cama que me esperaba con sus sábanas abiertas.
O me dormí enseguida o no había pasado mucho tiempo cuando escucho tres golpes exactos a la puerta y un timbrazo, demasiado extenso para mi gusto, que me obligan a levantarme a abrir la puerta. Fue entonces cuando, sorpresivamente, me encuentro con la chusma de mi vecina con su boca no aguantando comenzar a hablar.

—¿Me vino a pedir una tacita de azúcar? —le pregunté despierto pero con los ojos cerrados.
—No, gracias. Pero por lo visto, durmiendo todavía a estas horas, seguro no te enteraste de lo que le sucedió a Eduardo.
—¿A quién? —pregunté abriendo apenas los ojos y dándome cuenta un minisegundo después, del grave error que había cometido.
—Eduardo, el hijo del kiosquero que está al lado de la casa de los Martines, así con “ese”, porque parece que el juez que los anotó en el registro civil, la noche anterior había salido de juerga y en el camino se encontró con Marta, que ya se había separado del cuñado de Lucía, la de la tienda de telas, la misma que había tenido un romance prohibido con Ernesto. Claro que eso fue antes del accidente, y todo porque le quiso hacer una broma a Don Mario quitándole el coche del taller sin saber que faltaba arreglarle los frenos, y que si no hubiese sido porque a la mañana temprano había ido a visitarlo la atorranta de Cristina, la sobrina del diputado ese que tiene el pedido de captura por lo de la casa de juegos, hoy no la contaba. Casi lo mismo que le sucedió a su primo Enrique, sólo que él ya estaba retirado de la política, o por lo menos eso decía él, pero sin embargo siempre se lo podía ver firme como rulo de estatua en todo acto partidario que se realizara con cualquier excusa. Y sin importar del partido que sea, siempre bien con Dios y con el otro colorado. Igualito a Guillermo Manzioto que firmó contrato con los de la contra porque le pagaban unas chauchas más. Y yo esto lo sé por mi prima hermana Patricia que lo conocía muy bien porque ella había estado de novia con uno que era compañero de él. Lo que pasa es que a ella siempre le gustaron los deportistas pero nunca tuvo suerte. Es que estos tipos les interesa más la pelotita que sus mujeres, y eso que no hago referencia al tenista ese que también era uno de esos que no le daba bolilla a su mujer pero no por el juego, sino por un compañero con el que mantenía una relación oculta y que fue descubierta por el técnico un día que entró sorpresivamente al vestuario. Y él no dijo nada porque él también una vez fue visto muy temprano en la esquina del buzón por el panadero que era muy madrugador pero sólo porque su oficio así lo requería, pero también porque aprovechaba a ver a la esposa del comisario, sin saber que el comisario salía de su casa también muy temprano y casualmente para visitar a la esposa del panadero. Pero ojo que yo esto lo sé por Zacarías, el ferretero, que fue a la comisaría a hacer una denuncia por robo y acusó a su empleado que era inocente pero la verdadera causa era porque andaba de novio desde hacía cuatro meses con su hija y se habían peleado, entonces decidió asustar al chico con la historia del robo. Verdaderamente yo no sé como puede haber personas que juegan con eso, o con armas, o con el juego de la copa, que dicen que es muy peligroso y unas amigas de mi sobrina Choli jugaron a esa porquería y dicen que un espíritu se quedó encerrado en el placard de la habitación de Julieta, una de las chicas. Por lo menos eso es lo que le dijeron al marido y por eso no se sorprendió cuando una noche estaba acostado y escuchó que desde adentro del armario habían estornudado. Enseguida Julieta le dijo que era del espíritu ese y Ernesto se quedó tranquilo y siguió durmiendo porque peor era lo que le había pasado a Alfonso que llegó una noche más temprano de la fábrica y tan cansado que apenas llegó a su casa se acostó, y parece que en el viaje tomó frío y estornudó y alguien desde adentro del placard le dijo: “salud”. Pero no se creyó del espíritu encerrado y al abrir la puerta del armario se encontró con el alma del pelado Pérez y también con su cuerpo desnudo que salió literalmente volando por la ventana abierta y rápidamente una ambulancia lo llevó al hospital y fue ahí donde conoció a Yolanda que es una gran enfermera y sin haber estudiado medicina, dicen... es capaz de revivir a un muerto. Por lo menos es el comentario de varios que han pasado por la enfermería (algunos sin tener ningún tipo de dolencia). Y así le pasó a...

Esto último no alcancé a escucharlo porque mi indiscreta vecina dejó de hablar cuando cerré la puerta con tantas ganas en su propia nariz.
Y mientras me disponía a seguir con mi sueño interrumpido me di cuenta que me había quedado sin saber lo que le había sucedido finalmente a Eduardo, el hijo del kiosquero.

14 comentarios:

Madie dijo...

No sé cómo aguantaste tanto, yo le hubiera cerrado la puerta mucho antes. Falta de educación? No, peor ella que te toca la puerta para decirte boludeces de personas que ni te interesan.

Ángelos dijo...

Me imagine diciendo eso... y ni yo, que hablo mucho, me creo capaz de soportar tamaña cantidad de aire para decir semejante tonelada de pavadas y datos irreevantes. Que mujer MOLESTAAAAA!

De verdad, hay que ser buen vecino y buena persona para soportar más de dos frases de chusmerío eh... che... ¿el hijo del kiosquero no le habrá propuesto casamiento a Sandra, tu "no" ex mujer?

Un abrazo en voz baja... para que no se despierte, pucha digo...

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

"Por lo menos eso es lo que le dijeron al marido y por eso no se sorprendió cuando una noche estaba acostado y escuchó que desde adentro del armario habían estornudado. Enseguida Julieta le dijo que era del espíritu ese y Ernesto se quedó tranquilo y siguió durmiendo"

Juajuajua... así que Don Pérez era el espíritu...
Mirá vos che...

Ana dijo...

¡Me estaba estresando sólo de leerlo! Qué mujer tan cotilla y pesada =S No sé cómo no le cerraste la puerta antes...
Un beso :)

Bruno dijo...

me sorprende tu memoria.
vieja chota si las hay

Sophie dijo...

Buenas! (y santas!)
Creo q se ha sumado una seguidora más a su blog. Empecé a leer por curiosidad y me enganché tanto que tuve q quedarme hasta altas horas leyendolo todo.(suerte que estoy de vacaciones!) Me encantó la manera de escribir que tenés, y ahora que por estas casualidades se me cruzó este "diario" espero poder seguir disfrutandolo seguido...
Mis saludos!

Lucila dijo...

me dió mucha risa. Me imaginé a la chusma de mi vecina, esas que hay por todos lados, que se saben la vida de todo y que gritan y hablan rápido.
yo cuando tocan tiembre miro por la puerta, si veo que es ella ni le abro, pequeño consejo. jaja
beso

Anónimo dijo...

Che che! perdon que caigo re colgada, pero recien voy por el dia 20! Me acabo de enganchar hace un ratito.

Solo que me surgio una duda, Pato.. es Patricia o Patricio? jaja perdon que colgue mal, pero como decian que habia algo con Pamela, primero pense que era hombre.. pero despues lei que Pato se habia ido acompañadA de Pamela, me descoloque! Espero respuesta :)

Cris dijo...

Me perdi.....

pumoneusinico dijo...

wao esta tipa trabaja en las mañanas en un talk show, en las tardes en una seccion de farandula y en las noches escuchando detras de cada puerta?

pero mas increible es el como aguantaste tanto tiempo escuchandole y dejandole interrumpir tu sueño? la deberias denunciar; de seguro es un delito!

.-. buenas conclusiones

Steki dijo...

Paso a mil a dejarte un beso. Estoy con el cierre de la edición.
Beso y buen finde!

almacatamarcana dijo...

Un abrazo amigo, felices fiestas.

Gastón dijo...

Madie: Creo que la mayor parte la escuché dormido, pero bue...

Ángelos: Tu pregunta me obliga a apostarme como un "intruso" o "profesional" y sacarme la intriga impuesta por... usted!!!

Yo NO SOY Cindy Crawford!!: ¿Será por estas cosas que es tan tentador el "juego de la copa"?
Salud!
Hip!
Shhh...

Ana: Tenía que escucharla un poco más para poder escribir todo esto, jajaja

Bruno: Todo se lo debemos a "Memorex"
(ante cualquier duda consulte con... con... pucha, ¿con quién era que había que consultar?)

Sophie: Un placer que te hayas enganchado con la lectura y, sobre todo, que estés disfrutando de las vacaciones!!!

Gastón dijo...

Lucila: Sip, hoy hay que tener ese recaudo por el tema de la inseguridad y por la intromisión de noticias que no valen la pena saber.

Anónima: Disculpá la tardanza en responderte, y aunque supongo que tu duda ya estará despejada, igual te cuento que Pato es Patricia, y Pamela es... Pamela.
(si seguís con la lectura te enterarás cómo sigue esa historia... y otras más)

Cris: Bueno, estás en www.mivida-adiario.blogspot.com

Pumoneusinico: La verdad es que prefiero escucharla y enterarme que no habla de mí, jejeje

Steki: Beso recibido, pero andá más despacio, che!!!

Almacatamarcana: Gracias querido, otro grande para vos!!!