lunes, 28 de diciembre de 2009

158. una noche buena

Sabía que cada uno ya había arreglado el lugar donde pasaría la noche navideña por una sencilla e importante razón que ya era una cábala de los últimos tiempos. Recibiríamos el nuevo año en la casa de Sergio.
Mientras tanto, todavía estaba por caer Papá Noel y en casa me encontraba con Sebas y Verónica, que por obvios motivos estaban acá conmigo en el depto. La señora de la rotisería nos había reservado un pollo descomunal con papas haciendo juego. Sebas se encargó de las bebidas y Vero de las ensaladas y el postre helado.

Entre las paredes sonaba buena música de fondo que acompañaban nuestras charlas sin sentido y las risas al recordar ciertas anécdotas inmortales que hacían abrir exageradamente los ojos asombrados de Verónica.
Por suerte la tormenta pasó de largo y el clima era óptimo para la fecha que estábamos viviendo.
Algunos destellos de colores y el paso de varias estrellas fugaces pirotécnicas nos avisaron de la llegada de la medianoche y la hora de abrir los regalos.
Como no había regalos (qué mejor regalo que estar con las personas que uno quiere) lo que hicimos fue destapar la botella correspondiente, llenar las copas, hacerlas chocar en el aire al ritmo de nuestros deseos, y tomarlas en el balcón mirábamos el espectáculo multicolor debajo de las nubes.

Era un poco más de la una de la mañana y estábamos tomando un trago nuevo para bajar el helado cuando del edificio de enfrente se iluminó una ventana.
—¿Ese no es el departamento de Sandra? —preguntó Sebas.
—¿Quién es Sandra? —quiso saber Vero.
—La ex esposa de Gastón —le contestó Sebas riendo de la nueva cara que puso Vero al escuchar la respuesta inesperada—. No, dejá, ahora te explico… —le prometió mientras se iban para la cocina.
Sandra me vio desde su propio balcón y salió a saludarme. Le hice señas de que se cruce, de que venga a brindar, cosa que hizo que diez minutos después esté acá con su energía de siempre, contándome sus planes para el año que ya se aproxima.
—Pero… ¿te vas y volvés? —le pregunté cuando quedamos solos al irse Sebas y Vero a su depto a seguir con las celebraciones a la luz titilante del arbolito.
—No lo sé…
Sandra me contó que los padres le mandaron un pasaje para ir después de fin de año a verlos a España. La idea de ellos es que se quede allá, pero Sandra no quiere ir con esa idea. Prefiere ir a disfrutar de las tierras europeas y si después surge algo… lo decidirá en el momento.
—¿Y vos? ¿Es verdad que te vas de acá, de “la ciudad de la furia” como te gusta decirle a tu Buenos Aires querido?
—Sip —fue mi respuesta tan sincera como profunda.

Quedamos en silencio un rato, mientras de fondo continuaba la música y algún que otro estruendo artificial. De pronto Sandra se levantó y me deseó que tenga una linda noche buena.
—Teniendo en cuenta la hora, me tendrías que desear una buena Navidad.
—No me refería a eso…


Cuando el día se hizo presente entrando por la ventana y me encontré con ella todavía dormida al lado mío en la cama, entendí a qué se había referido con el deseo de una noche buena.
Y por suerte el deseo se cumplió…

12 comentarios:

Lolita y El Profesor dijo...

¡A la flauta!
¡Menudo deseo! :)

Querido Gastón: te deseamos que el nuevo año que ya está tan cerquita te visite trayendo para vos y tus seres queridos paz, felicidad y prosperidad.
Besos y abrazos festivos,

Loli & El Profe

Ángelos dijo...

Con lo del extra brut... adiviné... y cuando empecé a leer el post, supe que significado darle al título. Lo conozco hermano Casanova, por eso mismo es que me le anticipo a los movimientos...

Y yo con unas ganas locas de estar en la Madre Tierra...

Un abrazo y que su año nuevo venga cargado de cosas mejores que este año casi viejo.

p.d: y pensar que lo descubrí cuando no era famoso... (que bien acompañado mi principio de año con sus letras!)

Cris dijo...

Ehhhhhhh..... bueno y entonces donde está NADIA?... nunca contaste que pasó con ella.

Besotes

Ana dijo...

¡Y tan buena! ^^ Menudo regalo de navidad, ¿no? A mí por lo menos me encanta despertarme acompañada jejeje
Que tengas una buena entrada de año :)
Un beso.

ciudadano del mundo dijo...

Ujujuy!

Se cumpliran los deseos de tu sobrina??

Cada dia disfruto mas de la escritura.

Un abrazo.

Floripondia dijo...

genial :)

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Mierda, vos no das puntada sin hilo.

Tiene razón Cris, Y la pobre de Nadia?

LaVieEnRose dijo...

Ah buee! lindo regalito te trajo Papá Noel!

Seguro que te tira la onda de que vayas a pasear con ella...total, no estás laburando fijo, no estás en pareja (a pesar de q no sepamos q onda con Nadia) y otros etc

Que empieces my bien el 2010! un abrazo fuerte!

Liz Hepburn dijo...

mm que buen regalo che ^^

Sophie dijo...

que lindo :)

¡Felices fiestas!

Gastón dijo...

Loita & el Profe: Gracias chicos, lo mismo para ustedes, que el 21010 sea un gran año y que este amor que tienen, siga florciendo y contagiando por el mundo.

Ángelos: Y sip, creo que los dos nos fuimos conociendo y reconociendo en nuestras viviencias por escrito.
Y no, no soy famoso, por suerte...
(lo digo pensando en algunos... novios furiosos, jejeje)

Cris: Y Nadia? Qué buena pregunta, jajaja. Decidió dejarme porque decidió que no me acompañaba en mi viaje de ida e huida de la gran ciudad.

Ana: Sip, yo tengo mañanas que me gusta el despertar acompañado, y en otras con el teléfono del taxi cerquita, jejeje

Ciudadano del mundo: Quién sabe...
Uno tiene una edad en que ya dejó de creer en Papá Noel, pero sigue creyendo en los posibles milagros navideños.

Gastón dijo...

Floripondia: Bueno, gracias...
(ruborizado)

Yo NO SOY Cindy Crawford!!: Hice cursos de corte y confección, jejeje.
Y sobre Nadia... más arriba le contesté a Cris, fijate.

LaVieEnRose: Veremos...
Pero no sé si está en mis planes irme para España y vivir ahora un quilombete europeo con los padres de Sandra, quienes seguirían yendo, supuestamente, mis adorables suegritos.
Veremos...

Liz Hepburn: Sip, por suerte no venía con esos nudos difíciles de desatar, jejeje

Sophie: Gracias, igualmente para vos!!!