jueves, 27 de enero de 2011

209. vienen llegando

Hice lo que hace un caballero de la Edad Media partido al medio, o un hombre de estos tiempos pero sin relojes ni almanaques, o un cobarde metafísico, o un príncipe valiente sin Título, o…
Fernanda me había llamado en la madrugada para decirme que iba a venir para que hablemos, para que aclaremos los últimos sucesos, y sin embargo no apareció. Habrá tenido sus motivos, y yo inventé los míos para no hacerle saber que la estaba esperando.
Al otro día tampoco lo hizo ni tampoco avisó de su ausencia, y yo seguí en mi estado exterior aunque mi interior se mostraba algo ansioso.
Es como que de pronto tenía ganas de empezar a hacer las cosas bien, y sin embargo me tropezaba con las piedras que dejaban otros en el camino, o caía en la telaraña perfumada para el ataque letal.

Estaba atrapado en estos pensamientos cuando recibí un mensaje de Fernanda que me anunciaba que estaba en camino.
Me puse a ordenar un poquito y para hacer tiempo destapé una de las botellitas de Dr. Lemon que había comprado sabiendo de sus gustos. De pronto sonó el timbre y fui a abrir imaginando que era Fer, pero no, era Lorena.
–¿Qué hacés acá? –le pregunté sorprendido pero siempre gustoso de su visita.
–¡Hola Gastón! –me saludó y se sentó en el sillón mientras yo iba en busca de otra botellita –. Nada, vine porque quiero hablar con vos sobre lo del otro día.
–¿Qué cosa del otro día?
–Vos sabés que te quiero mucho, sos mi amigo y siempre voy a querer que estés bien. Por eso es que no quiero que te enganches otra vez con esa Laura.
No dije nada. Yo sé las razones de su miedo, pero Lore igual me lo recordó.
–Gas, vos quizás no recuerdes o no tomes consciencia de cómo estuviste durante demasiado tiempo después de que Laura se fue. Yo no sé qué intenciones puede llegar a tener ahora, pero no quiero que te vuelva a lastimar. A todos nos costó levantarte de allá abajo para que ahora estés a punto de caer de nuevo. Supongo que te será difícil, pero creo que lo mejor es que la cortes ya y definitivamente. Además te reencontraste con Fernanda, y si querés estar en verdad con ella…

Sí, yo sabía cuál era el miedo de Lorena y el del resto de la barra.
En algún momento, inmediatamente después de la ida de Laura, yo había tocado fondo y el suelo era de arenas movedizas.
No podía permitirme otra vez ese estado, esa caída infinita.
Tenía que hacer algo, tomar una decisión, tenía que…

El sonido del timbre interrumpió la charla exterior y los pensamientos interiores, pero no importaba. Fernanda había llegado y era mejor apuntar hacia ella y hacer todo lo posible por estar bien, haciendo bien las cosas.
–Dejame que la saludo a Fer y después me voy para que charlen tranquilos –dijo Lorena mientras se levantaba del sillón.
–Mirá cómo te estamos esperando –dije yo mientras abría la puerta y mostraba la botellita de sus delicias.
–¡Gracias! Nunca lo probé, pero me dijeron que es rico.
Yo me quedé paralizado. No por su respuesta, sino por quién la había pronunciado.
–Laura… –exclamé con un hilo de voz que no se alcanzó a escuchar.

15 comentarios:

flaca dijo...

Creo que no me h ace bien leerte.

Carolina dijo...

Vieja, poné los fideos que estamos todos!!!!

Jajajaja!!!!

Ángelos dijo...

Vos me estás cargando...

Me quedé sin palabras (mis poderes no se la veían venir).


p.d: dicen que una vez en la vida, el hombre debe tomar una decisión que cambiará el rumbo de su vida para siempre... y el tuyo creo que acaba de comenzar a gestarse.

Un abrazo sin achaques, pero apoyándote, hermano.

Rouse dijo...

... Diablos!!! diablos!!! y mil demonios más!!! pero por que gozan los seres humanos con su irreverente NO necesidad de la nada a parecer... hacernos presas de SU necesidad... y mientras tanto... uno enloquece con sus miradas lascivas...

aguante el amor dijo...

chan!
jaja menos mal que lei que lorena era tu amiga! pensé que era otra muchacha más en escena! ya me habia mareado..=)
y lo que no está resuelto siempre vuelve.

Besote!

LUCY dijo...

cheee paraaaaaaaaaa todas juntas??? no sera mucho???

Ricardo Tribin dijo...

Tu narrativa me parece esrupenda incluido el dialogo con Lorena.

Un abrazo grande..

Anónimo dijo...

Gas, ahora yo soy la sorprendida.. qué pasará??
Besos con suspensos... TQM y te sigo leyendo!

Basta de chitear dijo...

me estas jodiendo?
no puedo creerlo...
guau... no paro de sorprenderme...

Hada dijo...

El anónimo soy yoooo!!! besos

flaca dijo...

Va para allá una rebanada de pastel (torta, cake) de chocolate de 3 pisos, con triple chocolate, chispas de chocolate, de esos que te comes con un vaso de leche fria!


Buen viernes.

LaVieEnRose dijo...

Ayyy Gastón! por lo menos tu vida dista muchisimo de ser aburrida...jeje bromita.
Yo coincido con tu amiga Lorena, esperemos que esta vez no te lastime la actitud de Laura.

Saludos!

Gastón dijo...

Flaca: Es que algunas lecturas (y sus autores) somos perjudiciales para la salud.

Carolina: Y que deje un poco de lugar en la mesa porque me parece que...

Ángelos: "...dicen que una vez en la vida, el hombre debe tomar una decisión que cambiará el rumbo de su vida para siempre..."
Merde que me dejaste atónito con semejante sentencia.
Sip, es tiempo de tomar una decisión... Una verdadera decisión...

Rouse: No lo sé pero dejame que te lo averiguo, jejeje

Gastón dijo...

Aguante el amor: No, Lorena es una amiga de la A a la A.
Y sí, es una clara verdad esa: "Lo que no se resuelve siempre vuelve".
Pero es que a veces no es tan fácil (ni de resolver ni de dejar ir, sin embargo...)

Lucy: Me pregunto exactamente lo mismo, y la respuesta es...

Ricardo Tribin: Como la vida misma, no?
Jajajaja

Anónimo: Qué pasará?
A veces creo que ni Dios (ni el diablo) saben qué puede pasar en mi vida a diario.

Gastón dijo...

Basta de chitear: Mi frase de cabecera: "MI vida es una caja de sorpresas dentro de una caja de sorpresas" cada vez tiene más vigencia.

Hada: Vos creés realmente que hacía falta aclararlo?
Jajaja...

Flaca: Dulce regalo el que me hiciste llegar, y te digo que llegó en el momento justo.
Gracias!

LaVieEnRose: Por suerte no puedo quejarme de aburrimiento, aunque ahora ando buscando un símbolo de paz (y tranquilidad)
Y sobre Laura...
Sinceramente no creo que nunca haya tenido la intención de lastimarme, aunque quizás no haya medido los efectos de su accionar sobre mí.