sábado, 29 de enero de 2011

210. puerta giratoria

Laura estaba debajo del marco de la puerta, y yo mirándola sin poder creerlo.
¿Qué hacía acá?
¿Por qué había regresado?
¿Qué estaba buscando?
¿Qué quería de mí?
¿Por qué estaba tan linda…?

Mis pies, mis manos, mi cuerpo no se movía, y mi boca apenas podía balbucear algo. Sólo miso ojos tenían movimiento, pero estaban clavados en ella.
–¿Puedo pasar? –me preguntó al mismo tiempo que comenzaba a avanzar hacia el interior del depto.
La seguí con la mirada y escuché cómo saludaba a Lorena, quién le respondió el saludo pero sin saber quién era. Eso hasta que Laura dijo su nombre y Lorena me miró de manera automática.
Yo no sabía… Yo no podía… (yo no quería…)

Lore entendió enseguida lo que me pasaba y, tomando la iniciativa, le pidió a Laura, con amabilidad y firmeza, que la acompañase un momento afuera.
Laura sorprendida accedió, y yo simplemente me quedé observando la escena.
–Gastón, no te preocupes, está todo bien. Yo me encargo. Después hablamos –me dijo Lore al oído mientras se retiraba del lugar con Laura.

Sé que no actué de la mejor manera, pero sé que tampoco podía actuar de la mejor manera. Y por eso Lorena sacó de adelante mío a Laura. No iba a haber ninguna pelea, pero seguramente, en nombre de la amistad, le iba a pedir explicaciones a Laura o simplemente le pediría que, por mi propio bien, se alejase de mí.
Era evidente que no podía hacerlo solo y necesitaba ayuda, y qué mejor en este caso que el de una amiga como Lore.

Habrán pasado diez minutos cuando el timbre otra vez y aunque mis pies ya respondían, noté su paso inseguro al acercarme a la puerta para abrirla.
–Ah, bueno… ¿No me pudiste esperar para compartirla o tenías mucha sed? –me saludó Fernanda con una sonrisa al ver la botellita casi vacía de Dr. Lemon en mi mano.
Me sorprendió ver a Fer aunque sabía que venía y la estaba esperando.
Y también sentí una mezcla de alegría, alivio, confusión, y energía.

Traté de calmar y disimular mis nervios ante la escena de unos pocos minutos atrás, por lo que le ofrecí traerle una botellita de su bebida preferida, mientras yo agarraba otra para mí.
–Gas, ¿puede ser que en la esquina estuviese Lorena con una chica? No me acerqué porque parecía que estaban discutiendo y, además si era ella, seguramente había estado o venía después para acá.
–Ehhh… –contesté a modo de respuesta certera. Y es que no era tranquilizador saber que Lore y Laura estaban a pocos metros y encima…
Mi pensamiento fue interrumpido por los golpes en la puerta, y creo que en ese momento mi alma se escapó volando por la ventana.
Si era Lorena se podía disimular la situación para que Fernanda no se entere, pero y si no era ella y se trataba de…
Otra vez los golpes en la puerta, como si alguien estuviese apurado por entrar, por decirme algo, por…
–¿No vas a abrir? –me preguntó totalmente relajada pero extrañada Fernanda.
–Sí, claro.
Y no me quedó otra que abrir la puerta y encontrarme con…
–Gastón, tengo que hablar con vos.

10 comentarios:

Ángelos dijo...

Laura le dijo algo a Lorena que no puede esperar... sí o sí tenía que decirtelo... ¿no?
Es eso... decime que es eso por Dios porque sino salto haciendo bungee por el balcón a buscar tu alma y la mía...

Un abrazo de hermanos de culebrón.

Recomenzar dijo...

Tu vida es un remolino de emociones, te leo y sonrío a medida que vas escribiendo... Lorena o Laura quizás Maria esta noche a tu vera, buscás los cuerpos que te huelen a medida que vas viviendo tu alegria de ser hombre.... en tu poema...

¿Y para cuando el amor, el que te espera?
El que esta quizas cerca tuyo y no lo ves porqe estás enredado en...QUIMERAS.........

Tu vida es un remolino de pasiones...

contiuará.

:) un beso

flaca dijo...

y luegoooo... qué dijo ella?
Cuenta!!

flaca dijo...

de ventanitas abiertas. . . ?
De esas que "tiiing" cada que vez que llega algo?

LaVieEnRose dijo...

ayyyy q nervios! contanos!!!

aguante el amor dijo...

siempre siempre pido que exista el poder de la teletransportación!
digo, para situaciones como esta.

Un beso!!

Ana dijo...

Espero que no sea otra chica diferente porque si no tu depto va a parecer la casa de los locos jejeje
Suerte, Gastón, la vas a necesitar xD
¡Besos! :)

Paula dijo...

Para mí es Lore quien llama a tu puerta!!!

Igual te entiendo y banco. Hay veces que no se reacciona, cuesta y quien mejor que alguien que nos conoce y quiere, se haga cargo de la situación, al menos hasta que volvamos a ser nosotros mismos.

Me interné en tu blog, estaba un poco atrasada, pero por suerte no eran muchos los posteos que no leí.


Besote Gastón!!!!

Gastón dijo...

Ángelos: Cerrá la ventana que ya te cuento...

Recomenzar: El amor verdadero... Ese no lo busco porque sé que simplemente se lo encuentra.
(ya me ha pasado)

Flaca: Ya va... ya va...

Flaca (II): Sé que esto de las ventanitas abiertas debe venir de algún comentario que dejé en tu barrio.
Me confundís cuando me contestás algo de allá por acá, jejeje
Besos...

Gastón dijo...

LaVieEnRose: Y yo no te cuento!!!
Jajaja...

Aguante el amor: Yo también voto por eso!
Es necesario!!!

Ana: Siempre fue una casa de locos!!!
Menos mal que yo no lo estoy (?)

Paula: Sip, creo que para casos como estos es que los amigos se hacen tan presentes... y necesarios!!!