miércoles, 18 de mayo de 2011

233. vendrá la muerte y tendrá tus ojos

Es conocida, o por lo menos yo la conozco, la historia sobre el tipo que quiere escaparse de La Muerte, sin saber-imaginar lo implacable que es esta.
El hombre se entera que La Muerte lo viene a buscar y se va a otro pueblo intentando alejarse de ella. Sin embargo, La Muerte siempre consigue saber dónde está y así va a en su búsqueda.
Tres, cuatro, cinco pueblos, demasiados kilómetros, y el cansancio físico y mental del escape que no logra a realizarse del todo, hace que el hombre decida quedarse en el último pueblo al que llegó, pero esta vez disfrazado de vieja.
La Muerte llega con su paso implacable al pueblo donde sabía que se encontraba su víctima, pero otra vez no lo encuentra.
Ya algo malhumorada y con la herida en su orgullo decide dejarlo ir, seguir con su vida, aunque no va a volver a su oscura morada con las manos vacías, por lo que mira a su alrededor y ve a una viejita a lo lejos y mientras se acerca clavándole la mirada se dice:
–Y bueno, por lo menos me llevo a esta viejita que, además de ser fea, seguramente ya vivió lo suficiente.


Este cuento viene a colación porque con todas las medidas de precaución que había tomado, con todo lo que evité en estos últimos días el estar demasiado tiempo en la calle, o, con la excusa del frío, no asomarme ni estar en el balcón (sí, tengo las imágenes exactas de algunas pelis sobre francotiradores), fue imposible el escape, no de la muerte, pero sí de alguien que puede que tenga cierta sociedad con ella.

Estaba a unas cuadras de casa y entré a un kiosco a comprar puchos, mis Gitanes, cuando escucho a un hombre trajeado y sonrisa deformada que con vos gruesa y calma me dice:
–Fumar te puede hacer mal… muy mal.
–Gracias por la info ¬–contesté imaginando que las palabras del tipo significaban algo más que lo que me dijo, por lo que agregué–: Igual son para un amigo.
Salí del kiosco con paso triplemente apurado pero una mano fuerte me tomó del brazo y la misma voz con el mismo tono me acercó otro consejo:
–Decile a tu amigo, el fumador de Gitanes, que si se acerca una vez más a “la flor” que él ya conoce, puede que deje de fumar… de una manera abrupta.
–Ok, yo le paso el mensaje –alcancé a decir entre el ruido que hacían mis rodillas al chocarse entre sí por el temblequeo.

No sé cómo llegué a casa, como logré meter la llave en la puerta, pero puedo asegurar que la “advertencia” hizo su efecto porque ahora, cada vez que tengo que pasar cerca de una florería, me cruzo de vereda.

No quiero rosas en mi funeral… ni en lo que me quede de vida!!!

13 comentarios:

Nerea dijo...

Hola Gastón, como va?
Bueno, primero que nada, hombre más cuidado! Lindo mensaje el del trajeado ¬¬ me imagino el susto que dejó.... y no me quiero imaginar los "contactos" del marido de Rosa... principalmente..
En segundo lugar, voy a tomar varias frases de tus comentarios para sintetizar mis días.
Son muy acertadas!
Un beso.

Lolita y El Profesor dijo...

¡Gastón!
¡Uhhh! ¿Era verdad nomás lo que te había advertido Rosa?
¿En qué te metés, che? ¡Jajodé!
Y no la llames, no la convoques a La De Negro, a ver si te escucha... ¬¬
Abrazo de custodia

El Profesor

Karina dijo...

Bueno las rosas tienen espinas...no?
Este hombre trajeado imagino, que te habrá hecho cambiar tus rutas de siempre...las cotidianas y las "roseadas"
Saludos!
y un cambio de look? como en las pelis

Rouse dijo...

caray!! eso esta muy freak!! no pues, cruza y no voltees donde haya una florería con sobre exposición de flores exóticas... aunque debo confesarte que para un crimen de esa magnitud se necesitan dos... abrazos y buenas vibras... y si ves al señor de los consejos!!! corre!!! como si el diablo arañara tu espalda... un abrazo...

aguante el amor dijo...

se puso jodido el tema, el amor es jodido a veces.

a cuidarse más!

Un beso!

Ángelos dijo...

Si se muere queda fantasma, porque le queda un asunto pendiente: la celebración de hermandad con un buen vino de por medio (y le llevo a una amiga mía si quiere, esa a la que el nombre le tiene un poco de pavor usté... ya me entiende).

Meta en el bolsillo la c...redencial y portese bien de una vez, quiere! Un abrazo con chaleco antibalas (jajaja ay dios...! me estoy riendo en este momento).

¿Lesbiana? dijo...

Te quedan los gitanes. Y otras flores...

Gastón dijo...

Nerea: Vos no te imagines sus contactos y yo no me imagino su alcance.
Y sip, tomá las frases que quieras que fueron todas para vos.
Besos...

El Profesor: En qué me metí? En Rosa!!!
Claro que era cierto, pero que sea un secreto...
Abrazo Profe y besos a Loli

Karina: Te juro que lo primero que se me vino en mente fue la famosa cabeza teñida de Leo Sbaraglia en "Caballos salvajes"
Será por eso que ando escuchando la canción "Algún lugar encontraré"... para que no me encuentren!!!
Jajaja...
Besos...

Gastón dijo...

Rouse: En estos casos no corro, vuelo!!!
Bue, y en otras circunstancias también...
("...pero mis alas se quemaron y caí...")

Aguante el amor: El amor es jodido en el término más español posible!!!

Ángelos: Sí, cada vez tengo menos excusas para morirme antes de tiempo!!!
A brindar por el buen vino, la hermandad, y esa señorita que ya debe estar cansada de esperarme, no?

¿Lesbiana?: Siempre queda un Gitanes para compartir... y otras flores que disfrutar de su aroma...

Nerea dijo...

Hola Gastón: Como va? Tranquilo?
Con respecto a tus amores literarios, estamos perfectamente de acuerdo, en especial, con Mario Benedetti... por Dios! Como escribe ese hombre...es maravilloso.Me llena de paz, sinceramente. No sabia nada de ese gran plan de completar la colección... merece la pena y el mejor lugar en la biblioteca! :)
Cortázar y su bendita Rayuela literaria, me está llamando como quien dice... mi profesor del Taller Literario dice que estoy en la mejor edad para leerlo...
Creo que voy a tener que hacer la prueba más allá de los pocos tiempos...
Un beso,cuidate.

Gastón dijo...

Nerea: Bueno, la verdad es que cincidimos con mis dos admirados y amandos escritores (Julio en narrativa, don Mario en poesía)

Sobre Benedetti salió la colección vía Pag/12 y ya va por el número 9 sobre su poemario completo.
Y parece que más adelante lo hacen con sus narraciones.

Y sobre Cortázar y su Rayuela...
También tengo su colección, pero si no leíste nada todavía de él, te recomndaría que empieces primero por los cuentos y después te vayas a Rayuuela...

Bueno, no quiero extenderme por acá...
Cualquier cosa por ahí al costado está mi dire de email.
Besos...

Ricardo Tribin dijo...

Te inspiraste.. mi muy querido amigo Gaston.

Inmenso abrazo, aun con vida!!!

Cinthia dijo...

Jajaja. Y bueno, supongo que no ibas a poder evitar ésta situación, aunque quitaras todas las flores de tu jardín, y hasta consiguiendote el mejor disfraz de vieja.
Ahora ya sabemos que las flores son parte de tus gustos pasados... ¿No?