sábado, 24 de julio de 2010

184. entre mateadas

Cuando me desperté sentí el calor del colchón pero no el cuerpo que me había calcinado hasta desmayarme. La poca luz que se filtraba por la ventana no me permitía recordar dónde me encontraba, hasta que de a poco fui reconociendo mi sweet home y me quedé tranquilo y sin la obligación de tener que saltar de la cama.
Sin embargo, el silencio que reinaba en el depto me hizo sospechar que Laura sí había tenido que irse. Me fijé la hora en el celu y marcaba que habían pasado un par de minutos del mediodía y no tenía ningún mensaje nuevo.

Ya me encontraba levantado, vestido y haciéndome unos mates cuando apareció Sebas.
—¿Recién te levantás?
—No, hace unos 11 minutos.
—Entonces te van a venir bien estas medialunas calentitas que traje.
Desde que estos días me quedé en Baires, los chicos no dejan de mimarme como siempre lo hicieron, aunque creo que ahora yo los siento mucho más.
Entre cebada y medialuna, con Sebas nos fuimos poniendo más o menos al día con nuestras vidas. Y así como le conté de la ida de Carolina y la reaparición de Laura, él me contó de lo bien que andaba con Vero y que no podía creer cómo la llegada del “verdadero amor” podía hacerle a uno modificar su vida sin dolores y casi de manera natural.
—Supongo que llega un momento en la vida en que uno quiere despertarse y no tener que salir corriendo porque llegan visitas inesperadas o esconderse en un placard rezando para que al marido no se le ocurra colgar el saco del perchero.
—Es verdad… —reflexionó Sebas mirándome extrañado de que sea yo el que esté diciendo eso—. ¿Y eso es lo que estás buscando ahora?
—Puede ser… Pero igual todavía no logro encontrarlo.
—Mejor dicho, encontrarla. Porque lo que vos querés es una mujer a la que te puedas dedicar totalmente sin pensar en invenciones o salidas de emergencia.
—No sé… Supongo que sí… La verdad es que tengo ganas de… Bueno, por ejemplo hoy me desperté y Laura no estaba.
—¿Y a dónde se fue? ¿No me dijiste que estaba divorciada?
—Sí, pero…
No terminé la frase porque de pronto descubrí un papel escrito sobre le mesa y resulta que era un mensaje de Laura.
—¿Qué dice? Dale, leela en voz alta —me pidió Sebas.

“Gas: No quise despertarte porque era todavía temprano y… sé que estabas cansadito.
La verdad es que yo también, pero le prometí a Thiago que hoy lo iba a llevar al zoológico y quiero aprovechar que hoy apareció el solcito.
Cuando te despiertes (y me extrañes) si querés llamame y vemos si hoy nos podemos volver a ver.
Te dejo un besito como el de anoche…
Lau”


—¿La vas a llamar, no? —quiso saber Sebas.
—Sí, pero más tarde… No quiero que sospeche que me partió la cabeza.

15 comentarios:

LuNeRa dijo...

Mmmmm, será "amor verdadero"?

Un saludo!

Lolita y El Profesor dijo...

Gastón:
No es bueno que el hombre esté solo.
Y respecto de tu comentario, Touché!

El Profesor

RECOMENZAR dijo...

Te invito hoy enganchándote a recomenzar..¿té o café?
genial como siempre VOS

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

No me huele a algo bueno, che.

nat dijo...

no se porque pero siento q esa mina es un capricho.. y que no te vas a dar cuenta hasta el final. "SIENTO YO QUE". vosa sabras.. un besito nene.. es bueno q reaparezcas!

lemaki dijo...

depende en qué momentos, la cabeza se vuelve de cristal...

Saludos

Doamna care plânge dijo...

Laura se fue .. laura no esta jeje
re tonta yo, pero me hizo acordar a esa canción ^_^

BENHUMEA dijo...

Dale Gaston¡¡ te dire que los mejores amores son aquellos medidos por la locura y no por la razon, asi que... que bueno que traes quebrada la cabeza¡¡¡

Un beso. Te leo.

Luuciana dijo...

"No quiero que sospeche que me partió la cabeza. "

mas dulce no podes ser!!!

recien estoy empezando por tu blog, voy de a poco en cada minuto libre que tengo...te respondi en mi blog, gracias por tus palabras..

un beso!

Rouse dijo...

aprovecha los momentos, estos se difuminan más pronto de lo que crees! Si es hora de perder la cabeza! No espéres que pocos somos los amantes y los amados!

Anónimo dijo...

Nunca te escribi, aunque leí cada letra de tu blog... (Espero que imagines quien soy...) Te voy a amar siempre, hasta en esta distancia que se está acercando....

Daniel E. V. dijo...

No lo puedo creer, Gastón, que placer volver a leer tu vida a diario. ¿Te acordás quién soy? ja
Andaba desaparecido por cuestiones académicas, pero hoy decidí retornar a esto que llaman blog jaja.
Que andes muy bien, no quisiera perder el contacto con vos. Si tenes facebook, hacémelo llegar y te agrego.
Saludos.

M.E.A.B. dijo...

Así que Laura estaba en sus letras. No te dio tiempo de resignarte completamente a encontrarte solo de nueva cuenta. Qué agradable cuando llega alguien a truncarnos la ilusión de soledad (o desolación).

Anónimo dijo...

¿Y si dejas tu granito de arena?

http://www.laciudaddelsaber.com/

Luuciana dijo...

sucede algo? porque no escribis mas?

espero estes bien, un beso!