sábado, 11 de diciembre de 2010

200. sólo un momento

Más que 200 escritos…
Más que 200 días…
Porque todo comenzó desde mucho antes que ese 1º de enero de 2009 cuando amigos del alma, un profesional sin título, y un impar de curvas peligrosas con sus corazones en la mano, me llevaron a la escritura frenética y pasional.

En los últimos tiempos los amigos (MIS AMIGOS) se hicieron más presentes que nunca mientras yo me iba tropezando con varios latidos. Y es que ellos son testigos en primera fila del detrás del telón de estas hojas cibernéticas.
Y aunque nunca miento cuando digo la verdad, es evidente que hay días que quedaron sin escritura. En algunas ocasiones porque realmente no me pasó nada que amerite contarlo. Pero en otras oportunidades fue porque, o estaba atrapado en la suave telaraña del amor, o me encontraba siendo devorado por una “viuda negra”.

Más allá de los nombres de mujeres y los resortes de la cama, mi vida se hizo demasiado humana cuando en una esquina del mundo creí encontrar a mi verdadero amor.
Ella, con su sonrisa, su mirada, sus alas…
Pero sus alas perdieron cierto vuelo…
Su mirada se fue desviando…
Su sonrisa intermitente…
Sólo quedó ella. Y fue a ella que le entregué mi amor. Mi amor después del amor después del amor…
El amor fue inmenso y verdadero, pero el golpe fue certeramente duro.
(y varios de esos golpes llegaron desde otros puños ajenos)

Ese amor, por una diversidad de motivos terrenales, llegó a un final anunciado.
Hoy no quiero pensar que quizás nos podamos reencontrar en un geriátrico y jugar a la botellita (o a escaparnos por la ciudad), o reconocernos más temprano en una próxima vida y poder empezar desde cero.
Hoy mi corazón no está en venta, pero pide una nueva oportunidad para amar y ser amado.
Ya no será un hada, sino una mujer.
Ya no seré inmortal, sino un hombre.

Pero como escribí hace un par de horas en un mensaje dentro de una botella que arrojé a un mar de olas infinitas, el dolor del final lo voy a curar con la custodia bien guardada de los mejores recuerdos de lo mucho y poco que vivimos en esta vida, en algo que fue muy parecido al amor.

14 comentarios:

Sentimientos! dijo...

Hola
espero que estés pasando un agradable fin de semana .
Te dejo un abrazo enorme.
Me encanto leerte nuevamente :)

AnaYle dijo...

Es fascinante la manera como a través de una palabras encontradas se puede intentar resumir el pasado, el presente, echar afuera los miedos y las decepciones...nunca es demasiado tarde para creer en el amor después del amor :D :D :D

Anónimo dijo...

q bueno es leerte nuevamente...q lindo eso de reencontrarse aun en otra vida....leiste brian weiss??? si no es asi te lo recomiendo.
una preguntita....te mudaste??? C.C

Gastón dijo...

Sentimientos!: Estoy pasando un fin de semana y eso ya es demasiado.
Simplemente estoy aprendiendo ciertas lecciones de vida en las que debo quedarme con las personas que me hacen bien, y con los recuerdos que acarician el alma.
Besos

AnaYle: Sí, sigo creyendo en el amor después del amor, y en esos amores que han quedado en el camino... junto a mis huellas.

Anónimo (C.C): Todavía no me mudé, y a don Brian no lo leí, pero prometo hacerlo este verano si es que esto del reencuentro tiene que ver con la lectura recomendada.

LuNeRa dijo...

Mi mamá conoció a su actual pareja hace más de 35 años. Se separaron por diversas circunstancias, cada uno se casó por su lado, ella una vez (con mi papá) y él dos veces más... Al final después de tanto intentar y de haberse convencido de que nada más iba a llegar, volvieron a verse y hoy llevan casi 10 años juntos.

A mi abuela tuvimos que dejarla en una casa de asistencia cuando ya tenía poco más de 80 años. La visitábamos seguido, pero resultó en una de esas veces que no íbamos, que empezó a jugar dominó con un tal Sr. Carlitos... Unos meses después, se sentaban de la mano... ella enfermó gravemente y él estuvo tomando su mano todo el tiempo que pudo... Por desgracia, la familia de él estaba descontenta con ese noviazgo (nunca entendí por qué) y se lo llevaron a otro lugar... Mi abuela lo sufrió, después lo superó y finalmente murió... Pero al final encontró a alguien en el lugar menos esperado en un momento que nunca hubiera imaginado...

Recordé ambas historias con tu relato... Y mas que nada, darte un pequeña pruebita que no se puede dejar de soñar porque nunca sabemos quién o qué puede aparecer en el camino...

Lindo diciembre y hermoso texto #200.

Un abrazo congelado pero afectuoso.

Tania

Ángelos dijo...

No se que decirle...
Quizás sea el momento de estar en silencio cebándole interminables mates (o sirviéndo interminable y lentamente copas de rojo vino) mientras ese corazón se cura o encuentra una nueva razón para salir en vuelo rapaz por la ventana.

Confíe. El verbo CREA.
Usted puede.
Un abrazo hermano.

Basta de chitear dijo...

por lo menos estas...
como siempre tus palabras son hermosas...
cuidate, te mando muchos besos..

Lolita y El Profesor dijo...

¿Sabe algo, Gastón, querido amigo?
Más vale haber amado y haber perdido el amor, que no haber amado nunca.
Ya llegará, créalo.

Abrazo

El Profesor

Hada dijo...

Sigo leyendo!!! besos...

aguante el amor dijo...

y si suele pasar
pero el amor cura tambien.

un beso!

Gastón dijo...

LuNeRa: Lindas historias de amor, pero ya en algún momento aclaré que por ahora no pienso en el (re)encuentro de un amor para mi cumpleaños 90.
Por ahora sólo me quedo curando heridas que deben cicatrizar más allá de los cuentos.

Ángelos: Hoy, más que el mate prefiero un buen vino para brindar por los buenos momentos que se fueron.
Abrazo querido hermano literario

Basta de chitear: Sio, estoy...
Por lo menos eso confirma la imagen que aparece en el espejo, jeje

Gastón dijo...

El Profesor: "...no quiero morir sin antes haber amado pero tampoco quiero morir de amor..."
Bueno, hoy ando sobreviviendo al paso de ese amor, y tratando de quedarme con lo mejor del mismo.
Abrazo grande Profe y saludos a Loli

Hada: Besos...

Aguante el amor: El amor cura... porque el amor no lastima, sinó es evidente que no se trata de amor
(sino de algo parecido)

LuNeRa dijo...

Croe que aun no veo la entrada de los no reencuentros jejeje, pero bueno al menos tienes claro eso... Y ese último comentario "el amor no lastima, sino es evidente que no se trata de amor (sino de algo parecido)"... Sin palabras =(... Ojalá tus heridas cicatricen pronto... Aquí te acompañaremos de una u otra forma, todos tus lectores en el proceso.

Un abrazo.

Rouse dijo...

Vida... la vida nos da enseñanzas nos refugia, aveces nos da una patada en el trasero... aveces nos llena de caramelos y otras tantas de lagrimas amargas... pero a todo esto lo mejor biene junto con lo peor.. todo fin es el comienzo de algo nuevo... Amar... llorar.. volver amar... es lo mágico de esta vida!!! toma impulso y si te caes vuelvete a levantar ama hoy mañana o ayer ya fue demasiado tarde!!! estamos con vos! y nos encanta leer las veces que amas y amas... y vuelves amar...