viernes, 15 de abril de 2011

227. 10 en 8

Ayer fue el cumpleaños de Cris.
Obviamente que me acordé, pero lo que no pude fue ocuparme del regalo por razones conocidas.
De todas maneras tengo muy en claro que Cris es una de las personas a la que más me cuesta encontrarle el regalo adecuado.
Puedo asegurar que solamente la pegamos la vez que, entre todos, le obsequiamos el viaje a Brasil y su estadía.
Claro que ese regalo nos incluía y lo festejamos allá como corresponde, jejeje…

La cuestión es que pasé a buscar a Sebas para ir juntos a lo del cumpleañeros y, mientras íbamos para allá me dijo:
–Cuando le demos el regalo a Cris, se muere e la emoción.
–¿Más que con aquel viajecito? –pregunté desconfiado.
–Lo elegimos con Pablo –me aclaró–, y la verdad es que es una locura.
–¿De qué se trata? –quise saber con la curiosidad a flor de piel.
–De un “10 en 8” –me contestó con una risa entre pícara y cómplice.
–¿”10 en 8”? Seguro es algo sexual, no?
–Depende de él –me dijo Sebas con tono enigmático.

Cuando llegamos a lo de Cris, alcancé a ver los ojos desorbitados de Pablo queriendo ya entregar el regalo en nombre de todos.
Después de los saludos y de servirnos unas copas de buen vino, fue el propio Pablito quien empezó el discurso, entre risas y gestos exagerados, sobre el significado de la amistad y el regalo apropiado.
Hasta que finalmente, le entregó en nombre de todos nosotros, una tarjeta para asistir al “10 en 8”, también conocido como el “Speed Dating”.
–Gracias –dijo Cris y enseguida preguntó–, pero ¿qué es esto?
Obviamente la mayoría quisimos saber más sobre el lugar al que Cris ya había aceptado asistir ciegamente, y todos frente al monitor más cercano, nos pusimos a leer y a informarnos sobre el lugar en cuestión.

Y fue ahí donde nos encontramos con la explicación exacta, y que según parece es una organización que te garantiza, por medio de un estudio realizado previamente y después de que el interesado, en este caso Cris, entregue algunos datos personales, la oportunidad de tener 10 citas de 8 minutos de duración cada una.

–Che, y estas citas tan veloces… ¿no pueden hacer que te conviertas en un eyaculador precoz? –le pregunté divertido a Cris, a lo que este me respondió con su inocente honestidad brutal:
–A esta altura, y después de tanto tiempo… ¿qué carajos me importa?

8 comentarios:

Ángelos dijo...

Las locuras que cometen los jóvenes de hoy cuando están por pisar los 30... (hoy me desperté generoso).

¿Porqué me huele esto a que usted lo acompañará de muy buena gana a su amigo?

Un abrazo hermano, sin vizcachas ni invitaciones de por medio. (jejeje)

Lolita y El Profesor dijo...

¿No será demasiado? ¬¬

El Profesor

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Ahhh como las películas!

Mirá vos... creí que pasaba sólo en ellas.

aguante el amor dijo...

guau tan rapido!
no me gusta, me gusta más despacio y mas natural el asunto de conocer a alguien.

un besote!!

Gastón dijo...

Ángelos: Bueno, fuiste generoso porque está más cerca de la década que le sigue que... de la mía!!!
(estem...)
Che nene, ni en pedo voy a uno de esos lugares express.
8 minutos???
Con lo que me gusta a mí el juego previo!!!

El Profesor: Demasiado 10 citas. Escaso 8 minutos.
Una extraña balanza...

Gastón dijo...

Yo NO SOY Cindy Crawford!!: Más que una película, este sería un corto.

Aguante el amor: Parece que con esto del calendario maya y su fin, están todos más que apurados!!!
(y falta todavía un año y medio para la profecía final...)

Ricardo Tribin dijo...

Estimado Gaston,

Dejas mucha inquietud interesante con el “10 en 8”.

Gran abrazo

Gastón dijo...

Ricardo Tribin: Más que interesante a mí me parece preocupante, pero bue...
Abrazo para vos.