domingo, 25 de septiembre de 2011

250. el gimnasio

–Te tengo una propuesta –me disparó Cris apenas abrí la puerta.
–Si es indecente, acordate que me debés una –le contraataqué sólo para divertirme con su cara de desconcierto–. ¿Preparo unos mates o abro alguna botella de algo?
–Hacete unos mates y escuchame… Pero prometeme que vas a aceptar.
–Si me vas a proponer casamiento, te conviene más Sergio.
–No boludo. Es para que vayamos juntos al gimnasio.
–¿Estás loco?
–Ya te anoté.
–¿Estás loco?
–Dale, está bueno…
–¿Estás loco?
–Hay seguramente lindas chicas haciendo movimientos sugestivos y todas transpiradas.
–¿Estás…? ¿Dónde queda el gimnasio?

Entre mates compartidos me contó que su novia Camila le hizo una “crítica constructiva” sobre su leve pancita, y eso despertó la ira de Cris y la pasión por ponerse en forma.
–Y a vos Gastón te vendría bien por si te cruzás de nuevo con el novio de Fernanda.
–Ese no es más mi novio –dijo Fernanda apareciendo con su pelo revuelto de haberse despertado recién.
–Fernanda… No sabía que estabas acá –dijo Cris bastante confundido y mirándome buscando alguna explicación que no le di.
–No pasa nada Cris. Sigan hablando despacito mientras me ducho. Y vos Gastón, no te vendría nada mal hacer “otro” tipo de ejercicios.


Todavía no le encuentro una verdadera explicación lógica a todo esto. Pero la cuestión es que el lunes pasado asistí con Cris y también con Sebas (que fue una sola clase), a poner los engranajes en funcionamiento y a levantar algunos pocos kilos.
El profe, bastante copado me hizo una lista de todo lo que tendría que dejar de comer.
–Me tendría que haber dado esta lista antes de ir al mercado. Ahora todo lo que tengo en la heladera no sirve.

Después de la primera clase me dolían bastante las piernas. De hecho esa noche tuve algunos calambres.
En la segunda clase el dolor paso a los brazos, y por momentos me era imposible estirarlos.
Para la tercera clase ya no sentía nada…
(no sentía las piernas, no sentía los brazos, no sentía nada!!!)

Dicen que el deporte es saludable, pero realmente yo me sentía mucho mejor antes de entrar a ese maldito gimnasio…

17 comentarios:

Nerea. dijo...

El deporte es salud, ejercitarse hace muy bien, pero con lo que la heladera guarda no se jode eh!

Beso Gastón.

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Jajajajaja, suele pasar.
Yo tengo que hacer lo mismo. He recibido las mismas críticas.

=(

Agustina ♥ dijo...

La gente no dura mucho en los gimnasios. Te convendría más hacer algun deporte, salir a caminar o a correr o andar en bici. Y yo debería deja de dar consejos, y hacer lo mismo jaja

JULIAN dijo...

hermoso tu texto como siempre querido

nat dijo...

no me metes a un gimnasio NI EN PEDO. mi opcion fue hacer baile y la verdad me fue genial. al margen quiero decir que un hombre sin pancita, deja de ser hombre para mi.
igual es impresionante como nos desvias la atencion con boludeces en ves de contarnos realmente lo q interesa no.. chamuyero de primera.

Juan dijo...

ummmm.... me huele a gimnasio... (no por los olores inconvenientes... sino por las feromonas que pululan por el aire de esos lugares).

uy uy uy las que se vienen!!! ah si, felices 250! :P
(ya los estuviste festejando igual... desde el nro. 1)

ABRAZOS de lejos...!!!! (que no me agrada mucho el sudor ajeno... BAH... hay uno que sí. Lo dicho... mejor me tomo el palo! BYE!)

RECOMENZAR dijo...

De mi vida hasta las canas
que poeta Gaston ...que poeta eres!!!


El gym ...Era una loca de ellos me pasaba en mis años mozos la vida en un gym..
Ahora solo camino a diario mi vida
Un beso

Pavote dijo...

A mí me gusta el dolor del gimnasio ja, ja. Es un poco masoquista, pero hay que concentrarse en los resultados y no en el dolor.

Gastón dijo...

Nerea: No te preocupes. No pienso levantar la heladera.

Yo NO SOY Cindy Crawford!!: Yo no creo en las críticas...
(tampoco en los gimnasios)

Agustina: No sé... Yo prefiero dar consejos, jajaja...

Julian: Gracias por el exagerado cumplido.

Gastón dijo...

Nat: No busco ser musculoso ni nada parecido, por lo que seguiré siendo un hombre con pancita.
Y no desvié nada, me pareció recontra interesante lo de mi debut en el gimnasio.
Dime qué querés que te cuente y veré cómo cambio de tema, jajaja...
Besos...

Juan: La primavera se divide entre aromas de flores y de hormonas a punto de caramelo.
No me di cuenta de los 250 días de escritura.
Veré si alguien entre el público de ofrece para celebrarlo...

Recomenzar: Confieso que me cuesta ir al gimnasio, pero más me cuesta levantar algunas pesas...

Pavote: Por momentos me olvidé de qué hablabas exactamente, jajaja...

Pavote dijo...

No entendí ¿Tiene algún doble sentido?

Gastón dijo...

Pavote: Los anagramas son los de doble sentido.

Karina dijo...

yo también tengo que ir al gym... :(
por los parciales, la oficina me lo impiden estas semanitas!

Bueno Mr. Músculo muchos besos para que quiten el dolor muscular ja!

Gastón dijo...

Karina: Bueno, esos besos quitan bastante el dolor pero no calman al músculo, jajajaja...

Ricardo Tribin dijo...

Mi querido amugo Gaston.

En mi caso prefiero caminar. El gimnasio : ufffff

Un gran abrazo.

Unmasked (sin caretas) dijo...

Todo es habito, 14 dias me decia un viejo amigo mio, y te acostumbras. :)

Mira vos Fernanda, pisa fuerte la flaca, me alegro. Disfrute el romance,.

Petra

RECOMENZAR dijo...

Jaja!! Petra
que cómica cuando comentas!!!