miércoles, 1 de julio de 2009

119. en tono gris

Cuando la editorial en la que trabajaba se vio obligada por causas ajenas a cerrar, a irse a esfumarse, apareció un tipo conocido, de nombre Luís, que me ofreció trabajar con él.
Las horas eran muchas y el dinero no tanto, pero las cuentas había que pagarlas y mi cuerpo alimentarse, por lo que acepté transformarme en su chofer hasta que apareciera algo mejor.

Yo nada más manejaba y disfrutaba del paisaje alejado de la ciudad.
Cuando llegábamos a algún comercio, él bajaba de la camioneta a hacer sus negocios y yo me quedaba escuchando la radio, escribiendo en un cuaderno, leyendo algo, o mirando a la gente pasar.
De todas maneras el cansancio se hacía notar por llegar de noche a casa después de un promedio de 200 km diarios.
Pero bue… es lo que hay.


La cosa es que hace unos días, Luís comenzó e tener un dolor intenso en un costado de su pierna.
Comenzó a realizarse estudios y después de varios de ellos, tuvo que someterse a una operación en las vértebras a la que arreglaron con clavos y demás.
Pero esa operación era secundaria…
Lo principal era investigar una mancha que había aparecido en uno de los huesos de la columna.
Y esa mancha, pese a lo que creían a simple vista los médicos y algunos estudios realizados, no es otra cosa que un tumor, y maligno.
Sí, Luís tiene un tumor en el riñón y había dejado sus huellas en uno de los huesos.

Ahora, esta semana, comenzó con una pastilla con la que se intentará encapsular al tumor, más algo de quimio que se hará cada 28 días, y rayos de manera diaria durante un mes por lo menos.

Y Luís está solo.
Ahora está en su casa con su esposa, pero hace de cuenta que está solo.
Y para que él y su esposa coman, paguen sus cuentas y se puedan movilizar, yo tengo que trabajar.
Es decir, me volví esclavo del trabajo que él me dio para poder ayudarlo.

Entonces ahora tuve que aprenderme los comercios y sus recorridos.
También tengo que llevarlo a hacerse estos estudios.
Y hay algún que otro día que después de regresar del hospital, no tengo que ir a ningún lado, entonces no trabajo y ese día no lo cobro.
Es decir, no le voy a cobrar por llevarlo al hospital, estar con él, y traerlo de regreso a su casa, pero es que de todas maneras yo necesito trabajar.
Puedo descansar ese medio día que me queda libre, pero… no es lo mismo.

Y me pregunto…
¿Y si alguien me ofrece un laburo que me conviene?
¿Qué hago?
¿Lo dejo a él justo en este momento?
¿Y quién pagará mis cuentas?
¿Y tiempo para comprar algo para la heladera?
De pronto me vi atrapado sin los carteles que indiquen la salida.

Él está tranquilo, y yo estoy seguro que todo va a salir bien.
Pero hace un tiempo decidí colgar el traje de superman porque no me sentía del todo cómodo para realizar ese papel de superhéroe.
Y sin embargo, cada nuevo día, siento que salgo volando a socorrer a alguien cuando en realidad me siento más Clark Kent que nunca.

27 comentarios:

Terapia de piso dijo...

Lo importante es actuar no para sentirse héroe.

Un abrazo Gastón.

José Roberto Coppola

Nachio dijo...

Yo lo dejaría. O por lo menos le pediría me pague acorde a mis funciones, ya que tales funciones son mas importantes para él que para mí. Porque cuando decis de una paga no buena...esa misma se consigue en otros lados, y por menos demanda de hrs.

Si alguién no valora, en esas circunstancias, la posición de un empleado es por que no lo valora a él. O no tiene un peso partido al medio y va rasguñando con lo justo.

Yo hace "ratazo" entendí que no hay obligación y deber moral mas allá de las "buenas educaciones" y buenos gestos. Pero está el límite, justamente. Limite que marca la ayuda comedida y humana contra la explotación y aprovechamiento indebido de la bondad del otro.

A mi nadie, extraño o en relación circunstancial o formal, me ayudó en nada. No voy a ayudar traspasando ese limite que digo.
Con cancer, sin cancer, etc.

Quiere un chofer full time? sueldo full time. Sino, que vaya a usar a un familiar u otro interesado mas allá de la plata.

Soy muy desconfiado y descreido de las personas en general. Bien podría un canceroso, despues de haberlo ayudado, despreciar esos tiempos y desconocer la posición de uno que le sirvió por simple buen tipo.

Igual, conjeturo nomas. Como no sé bien quien sería Luis para vos...

LaVieEnRose dijo...

ayy gastón que dificil! yo la verdad q no se que haría, supongo q no podría dejarlo pero a la vez me sentiría mal...no sé la verdad hay q estar.
Pero vos seguí tu instinto, y lo q hagas va a estar bien.
un beso grande!

Maria de los Angeles dijo...

Denifitivamente nada agradable el lugar en el que estás, pero no sos un superhéroe sos un tipo con un corazón enorme e increíblemente solidario!! Ojalá tenga buen pronóstico y eso haga que te sientas más libre de dicidir,sobre todo sin culpas. Animo, fuerza y esperanza de que todo mejore. Admiro tu grado de compromiso.
Cariños

Paula (Bera) dijo...

Ay querido Gastón!!!
Estás en tremenda encrucijada.
Hay que ser objetivos.
Vos te encariñaste con Luis, y eso te hace cargarte con responsabilidades extras. Lo cual habla de qué clase de persona sos (adorable). Pero hay que ser realista también y si te ofrecen un empleo bien remunerado, tenés que sopesarlo bien.
El dinero no es sinónimo de felicidad, pero es lo que se usa para vivir, y en eso tenés que focalizarte.
Obvio que no podés dejarlo tirado a Luis, sería horrible y desleal; pero hablándolo y buscando un buen reemplazante, lo solucionarías; al menos la parte laboral.
Y el obtener otro empleo no significa que le cortes el rostro a ese buen hombre. Si realmente lo apreciás, vas a preocuparte por él, visitarlo o darle una mano.

Así que mi conclusión es que, en el hipotético caso de que ya te ofrezcan un trabajo que te guste, deberías aceptarlo.

Bueno, me voy a hacer noni!!!
Te mando un beso enorme!!!!

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Hice una testamento de la mierda recién.
Pero me arrepentí.


Conozco a esos malditos tumores.
Conozco las secuelas de las quimios y los putos rayos.
Conozco a fondo lo que se vive por dentro, en la casa.


Es una mierda.
No sé qué podés hacer...

Evan dijo...

Ay nene, como se te complicó todo, Dios aprieta pero no ahorca... algo va a pasar que acomode las cosas, ojalá la mujer de Luis se ponga las pilas y séa al menos una compañía para él, intreprete como que ni eso es...

Pobre Luis, no dejo de pensar en él... se me ocurre que tiene toda su confianza puesta en vos y que también se debe sentir mal por tenerte atrapado (en cierto modo).

Me parece que tu corazón es de superman aunque quiera desligarte de eso.

Besitos.

Luna dijo...

El traje de héroe se lleva en la piel. No es posible desprenderse de él. Quizás lo seas, aún contra tu voluntad.

Besos

Flora dijo...

Es que esto pasa, por el simple echo de que la gente vive necesitada de la ayuda del otro.

SI nosotros nos solidarizaremos mas tendríamos un país mejor, y gente mas copada que ayudaría... lamentablemente la realidad es otra.

Entonces uno ante estos hechos no sabe para donde correr.

Éxitos sr

Conta Dora dijo...

Queda en vos. Si pensás que estás mal remunerado y merecés algo más, que no podés estar en esta situación, sabrás que hacer...
Sobre la enfermedad, también decidirás que parte ocupa Luis en tu vida, y sabrás que hacer.

Besos!

Crazygirl dijo...

Hola Gaston!
Creo q no es tan dificil....debe haber alguien de tu confianza q de pronto necesite un trabajo ahora...
Consiguele a alguien, no lo dejas solo, y todos contentos...
Espero q Luis se recupere...

goyo dijo...

Suerte en tu eleccion..
un abrazo

Ana dijo...

La vida a veces es una gran mierda, y perdón por la expresión =( Ni idea de lo que puedes hacer, él tiene toda su confianza puesta en ti pero tú no puedes echarte esa carga encima... Es todo demasiado :S
¡Un besito y fuerza!

maria clara dijo...

hola Gaston , me atrevo a escribirte , anoche lei tu post , y me fui a dormir pensando en vos , en esta situacion , lo unico que se me ocurre , para decirte es que la noche es una mala consejera ,(no hay que pensar de noche) , de dia los problemas se ven mas claros . algo bueno va a suceder , sos una persona noble y fiel con luis , tambien entiendo que necesitas trabajar, es una situacion dificil , pero hay muchas personas , por lo que veo , pensando en vos . saludos para vos !!

PD: NO NOS DEJES SIN TU VIDA A DIARIO !!!!

Cloe dijo...

Tremenda encrucijada. Suerte.

Abrazo

Cris dijo...

Muy fuerte, y es la vida misma !

Podrías dejar a Luis por otro trabajo, podrías plantearle buscar alguien qeu te ayude, podrías mil cosas... pero uno no puede dejar de ser buena gente con el prójimo pues entonces el mundo realmente cambiaría.
Siempre hay un punto medio, un encuentro.

Beso y fuerzas !!

Eugenia dijo...

nunca la vida de un "Alberto de Monaco" o un "Guillermo de Orange", esto de ser sudacas nos da un perfil folclorico mucho mas colorido, convengamos que cuendo nos viene una racha buena las disfrutamos muchisimo!

Dark Angel dijo...

Me ha dado miedo de estar enfermo...
no creo que haya quien se quede a mi lado.
besitos desde mi lejana galaxia

Pablo dijo...

Cuidar enfermos es desgastante.

Pero como dijo alguien por arriba, el traje siempre es el traje.

Un abrazo y fuerza, Gaston.

Madie dijo...

Gastón: si te llegan a ofrecer algo nuevo, tomalo. Si podés combinarlo con seguir ayudando a Luis, genial, sino, mala suerte... Sé que puede sonar egoísta, cruel, blabla, pero primero vos Gastón, que necesitás seguir trabajando, seguir comiendo y que esta situación te la comés de rebote porque no te corresponde.

Primero vos. Sin remordimientos.

:)

Twiggy dijo...

Yo le pediria que busque alguien que pueda hacer tu trabajo, para que vos puedas buscar uno que realmente te convenga. No debe ser nada facil Gaston, te mando un beso grande y mucha suerte!

Cecilia dijo...

Va a salir todo bien, Gastón, y cuando llegue ese trabajo mejor, también va a aparecer otro "Gastón" que esté para ayudarlo a Luis.

Los mejores deseos para él. Entiendo lo que puede estar pasando.

Besos!!

Gastón dijo...

A tuttis: Gracias de verdad por bancarme en estos días de ausencia y pesadez.
Obviamente todos preferimos la joda con sus buenos días y, sobre todo, con sus buenas noches.
Más allá de los comentarios y opiniones yo quería, como hago casi siempre, compartir estos extraños días que ando viviendo.

Pero siempre sale el sol, y auqnue sea de noche, siempre está esa bella dama con su brillo tan ajeno como propio y su lado tan encantadoramente misterioso.

En verdad gracias por estar, y seguir acompañándome en mi vida a diario.

Besos y abrazos para todos
(che, hay para todos, jejeje)

Gastón

Extranjera dijo...

Gastón eres incríble. Me da esperanzas saber que en el mundo por ahí regados hay gente como tú. Yo pienso que hacer el bien en esta vida siempre es recompensado, no de la misma manera ni quizás por la misma persona, pero es recompenzado. Me parece que puedes seguir ayudando a Luis en la medida que puedas, es decir, si te sale un empleo mejor, lo tomas y lo conversas con él. Uno tiene que estar bien para poder ayudar a alguien. Si lo de la plata te comienza a efctar fuerte no va a poder a ayudar a Luis porque vas a estar mal tú. Creo que se puede encontrar una manera de combinar otro empleo con estar presente en su vida como un amigo.
Abrazos

Lolita y El Profesor dijo...

Gastón: la gratitud más tarde o más temprano, como si fuera parte de un orden natural de las cosas, siempre nos trae buenas cosas y nos sorprende. Creo que puedo decírselo.
Superman lo puede todo. Clark Kent, se cansa. Es comprensible.

El Profesor

Anónimo dijo...

Nachio...si no sabés, no se para que mierda opinás.

Anónimo dijo...

Nachio...si no sabés, no se para que mierda opinás.