miércoles, 29 de julio de 2009

124. almanaques cambiados

Llegué a casa queriendo ver si daban la repetición del partido que hoy jugó Boca contra el Manchester al mediodía.
En el ascensor me encuentro con Sebas que justo iba a visitarme sin ninguna razón en especial.
—¿Ibas a hacer algo? —me pregunta sabiendo que mi respuesta no cambiaría su compañía.
—Quería ver si televisaban el partido de Boca.
—Perdió 2 a 1.
—Sí, ya lo sé —contesté, aunque en realidad no sabía el resultado.
Sebas seguía dolido por el campeonato que se le fue a Huracán, y ahora renegaba contra el fútbol y sus simpatizantes. Sabiendo que ese era el humor que traía, que no me iba a dejar mirar tranquilo el partido y que además Boca perdió, lo mejor era dedicarme a otra cosa.
—¿Hacés algo para tomar? —le pregunté invitándolo a la cocina a que vaya a hacer una de las cosas que mejor hace.

No me había terminado de acomodar cuando suena el timbre y adiviné quién estaba del otro lado.
Pablo hizo su entrada protestando mientras agitaba sus brazos en un continuo movimiento frenético y decía:
—¡No puede ser! ¿Quién inventó eso de cambiar las fechas? Al final es todo muy confuso y se pierde la exactitud de la historia y…
—Pará, nene. ¿De qué estás hablando?
—¿Cómo van a pasar el día del amigo para el 20 de agosto por esto de la gripe? Es una locura!!!
—Pero si nosotros nos reunimos en lo de Lore. O acaso no estuvimos viendo el documental ese que trajiste sobre la llegada del hombre a la Luna y toda su ficción.
—Muy bueno, por cierto —acotó Sebas preparando un trago más para el invitado sorpresa.
—Sí, me acuerdo —siguió Pablo con su queja—, pero no puede ser que los cumpleaños se festejen tres días después, que las fechas patrias se corran a los lunes o viernes más próximos, y así todo.
—Pablo, Pablito… ¿Cuál es el problema? —le pregunté queriendo saber la verdadera razón de su problema.
—Es fácil, si esto sigue así, la Navidad la vamos a festejar en enero, el día de la primavera en octubre, los reyes magos vendrán en febrero, el otoño comenzará en julio, la revolución de mayo se celebrará en junio, y así las fechas recordadas no serán las fechas vividas.
Sebas le alcanzó el trago prestándole atención a su teoría almanaquil, pero yo sabía que algo extraño había en todo esto, por lo que indagué un poco más…
—Y… estos cambios de fecha… ¿en qué te perjudican?
—Bueno —dijo Pablo después de vaciarse el trago de un trago—, es que la semana pasada cumplimos meses con tu hermana y… Vos viste lo importante que son estas cosas al principio para ellas, y…
—Y…? —preguntamos Sebas y yo a dúo.
—Y que no entró en razones cuando recién hoy la saludé argumentando que todo el mundo festejaba todo días después.


Hace tiempo que no le doy bolilla a las fechas (más que nada por ausencia de memoria y de agendas) sin embargo aprendí a estar un poquitititto alerta a los tiempos que me tocaron compartir con otras mujeres.
Y aunque tengo fechas guardadas que ya no significan nada (ni siquiera un simple festejo) las sigo guardando en honor a esos tiempos en que fueron tan importantes como para merecer en buen brindis

18 comentarios:

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Ayyy es cierto, es importante.

Aunque bueno, suele pasar.

Me alegro que ya retome más seguido la escritura.
besotes

Conta Dora dijo...

Tampoco es tan importante un cumplemes!!! Decile a tu hermana que no joda... y a Pablo que le regale bombones! :P

Besos!

Eugenia dijo...

como decia el general, la unica verdad es la realidad, y la realidad es que se vacia de contenido el significado de la fecha cuando andan pasandola ¿que se festeja el 16 de junio? igual que conta dora pienso que unos bombones solucionarian el tema de tu hna. que seria estoy!!!

Extranjera dijo...

A mi me encanta recordar fechas que fueron muy especiales en algún momento. Es lindo, te recuerda, que en realidad ese momento existió y fue importante.
Un abrazo desde Caracas!

Terapia de piso dijo...

Yo creo que no podría guardar más fechas en mi cabeza. La verdad creo que no. Creo que al final muchas fechas poco importan. Otras sí. Por eso hay que seleccionar las mejores.

Un abrazo, Gastón.

Bueno leerte como siempre.

José Roberto Coppola

Ángelos dijo...

Por lo vivido, lo leído, lo recordado y lo aún no pasado...

Un brindis que nunca debe faltar, por los amigos, que con sus teorías hacen que la vida no se quede vacía y chata.

Abrazo a tiempo, hermano.
Yo tambien ando medio desagendado, pero sano ya, al menos.

Ana dijo...

Peor sería que se hubiese olvidado de su cumpleaños (eso duele, lo digo por experiencia :( jeje). Pero como dicen por aquí arriba, unos bombones o unas rosas (adoro las rosas ^^) puede que suavice el asunto jeje
Me alegra ver que vuelves a tu escritura (casi) diaria :) ¡Un beso!

Cris dijo...

Que graciosO pablo...

Es verdad que hay fechas que no se van nunca... cumpleaños de amores pasados que vamos a recordar el resto de nuestras vidas... por ej no?
Beso

Floripondio. dijo...

yo llevo unoss.. 6/7 meses.. no cuento.

Luna dijo...

Lo nuestro es genético.
Aunque conozco hombres que tienen mucha memoria para eso, inclusive más que yo.Algo asombroso y destacable.

Besos

Cloe dijo...

Con mis amigos aprovechamos y vamos a a festejar dos veces.

Abrazo

JASVI dijo...

upsss!!!

Yo odiaba recordar fechas, me entraba nostalgia, creo!

Ahora cambié! la fecha es ese día, no uno antes o despues.

Saludos, un abrazo!

£udita dijo...

en eso nos parecemos, falta de varias cosas hacen que el tiempo y las fechas pierdan un poco de interes, ojala esos despistes y resignaciones no se alargen a otros aspectos de nuestras vidas.
te extrañaba por aca.
seguimos andando en tonicas parecidas.
un simple beso

...flor deshilvanada dijo...

Yo soy re fechera y le doy muchísima importancia a las fechas porque me gusta sorprender con lindos detalles.

Estás mejor??

Bechos!

Miss. Idiot ♠ dijo...

Notable.

Y sabes, a veces suelo diferenciar tu escritura con la de Sábato...O sea a mi me necanta él, pero tú vas para allá.
¿ No has pensado en hacer un libro?

...

Saludo cordial.

Gastón dijo...

Yo NO SOY Cindy Crawford!!: Y sí, finalmente no dejan de ser fechas que nos importan, por más que las olvidemos.
Besos un poco más seguidos

Conta Dora: Creo que la calentura por el olvido es por la ausencia de los bombones, jejeje
Besos dulces

Eugenia: Es que el tema de los cambios de fechas es cosa seria, che.
Besos divertidos

Extranjera: Pero también quedan en la memoria tiempos sin tantas precisiones, y eso es mucho más importante que la vuelta exacta del planeta alrededor del sol, no?
Besos astrológicos

Terapia de piso: Jamás pude guardar fechas.
Veré si en un tiempo esto de escribir mi vida (casi) a diario resulta para recordar momentos, quizás no tan importantes, pero si buenos haberlos vivido.
Abrazo atemporal

Gastón dijo...

Ángelos: Teorías que se llevan a la práctica.
Y la alegría del regreso y encontrarlo en el lugar que lo dejé, pero mucho mejor.
Abrazo eterno

Ana: Si supieras de mis saludos cumpleañeros un par de días después...
La distracción y la mala memoria es un cóctel perfecto para culpar por el olvido... sin olvido.
Besos llenos de pétalos de rosas

Cris: Hay fechas mejores para recordar. Supongo que un cumpleaños un 13 de agosto es más difícil que el de un 21 de septiembre
(por ejemplo, no?)
Besos con tirón de orejas

Floripondio: Seis o siete?
Bienvenida al club de las fechas inexactas, jajaja.
Besos (ocho o nueve)

Luna: Totalmente de acuerdo con vos. Las mujeres son amigas de las fechas y enemigas de nuestros olvidos.
Besos para recordar

Gastón dijo...

Cloe: Buena excusa para estar con amigos y divertirse.
Besos x 2

Jasvi: Claro, sobre todo si uno tiene una cita, es mejor ser puntual en el día.
Abrazo de hoy

£udita: Qué bueno que compartamos tantos sentires y vivires.
Espero que el mes que viene continuemos así, jejeje.
Besos iguales a los otros besos que te mandé

Evan: También es lindo sorprender con detalles en una fecha cualquiera, no?
Gracias por preguntar...
Sí, estoy mejor!!!
Por lo menos intento mantener mi ánimo allá arriba.
Besos con exactitud

Miss. Idiot ♠: A mí también me gusta Sábato, pero mucho más algunos otros.
¿Hacer un libro?
No, prefiero comprarlos ya hechos.
Besos desde la salida del túnel