lunes, 27 de julio de 2009

123. renovación (& revolución)

El tiempo pasa y nosotros muchas veces con él.
Varios días algo desaparecido de escritura y se puede culpar a cientos de motivos, sin embargo, todo se centra en uno solo.
Los últimos tiempos hubo un quiebre de algo, tanto del lado de afuera como interiormente.
De aquel lado se puede nombrar el cambio de laburo, las extensiones horarias, el tumor de Luís, nuevas responsabilidades, etc. De este otro lado (cerca del cuore) está el darme cuenta que a pesar de la risa sincera, la tristeza me estaba invadiendo.
Algunos amigos cibernéticos y otros de carne y hueso lo notaron y me lo hicieron saber y ver
(queda demostrado que las palabras escritas desnudan el alma)

Después de un tiempo que me pareció más largo del que pasó realmente, después de la paranoia de los barbijos, después de nevadas y nadas, después de las amistades de siempre y algunas nuevas, después de todo y ante la nada, acá voy otra vez con la consigna escrita por un amigo, anotada frente al monitor:
“escribir en el blog como en tu diario personal más salvaje”

—¿Y los lectores? —pregunté yo desconcertado.
—Pero es que no tenés que hacer una terapia pública. Para eso acostate en un diván en medio de la cancha de Boca.
—Bueno, esa es una fantasía pendiente, pero no con un diván, jejeje.
—A vos escribir te hace bien, y en estos tiempos algo densos, tenés que descargar todo eso que tenés adentro y que evidentemente te pesa demasiado.
—¿Vos sos psicólogo?
—No, soy tu amigo.
(¿hace falta agregar algo más?)


Luís sigue con sus estudios combatiendo al maldito tumor.
Dentro de un mes le hacen estudios para ver cómo va todo.
Y más allá de la quimio, rayos y pastillajes, el ánimo por arriba y la fe verdadera son grandes aliados que estoy seguro van a determinar el buen final de esta batalla.
Mientras tanto, alrededor de mi vida y a pesar de la escasez de horas diarias, siguen estando mis amores, mis grandes amores que me acompañan, bancan y demás buenas acciones, y también esas situaciones que sigo viviendo como gratas sorpresas que aparecen en las esquinas menos pensadas.


Acá estoy, nuevamente (nuevospensamientos), reconociendo a la imagen en el espejo, aunque esta sea tan terriblemente sincera por las mañanas.
Acá estoy, aunque algunos juren que me había ido.
Acá estoy, porque siempre hay un regreso.
Acá estoy, simplemente, porque acá estoy.

21 comentarios:

Gastón dijo...

Quiero agradecer a todos los que me enviaron mensajes a mi correo preguntando por mí y las razones de mi ausencia.
Y si no respondí fue por lo mismo: El tiempo jugando en contra.

Ahora sigue pasando lo mismo, pero me resulta imposible continuar sin la escritura (casi) a diario.

Gracias por estar y por dejarme estar.

Besos y abrazos (y viceversa...)

Gastón

Antes tenía otro blog y ahora soy payasa dijo...

Bienvenido muchas veces. Bienvenido una vez más.
Irse y volver justo a tiempo, es también buena señal!.

Saludos Don MVaD.

Dejemé saludarlo.

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Me imaginaba que era por eso.

Arriba ese animo, así después me levantás el mío. (?)
Aunque lo mío fue sólo síndrome premenstrual.
:S

Lo juro.

Besotes, cuidáte.

Fati dijo...

Apareciste!!!, notaba tu ausenci y me llmaba la atención auqnue quizas no lo hice notar!

espero puedas volver y estar siempre que asi lo necesites!

siguiendo con tus costumbres

te mando un beso abrigado!!

Conta Dora dijo...

Bien que volviste! Se extrañaba leerte!

Besos!

lexi dijo...

qué bueno que te haga bien escribir, a mi también, un abrazo!

Cris dijo...

Que bueno saber de vos...

Que bueno leer tus letras...

Que bueno verte de pie...

Besos y viceversa

Nancy dijo...

Hola Gastón, tanto tiempo, yo tambien ando un poco alejada, con algunos problemitas, pero siempre estoy, y me alegra mucho leerte!!!

Un beso grande!!!

Isadora dijo...

Menos mal que volviste. Encontré tu blog hace dos días y me dio bastante pena ver que no actualizabas desde el 11 de julio, por ende, no iba a tener noticias nuevas para leer.

En fin, vos volviste y yo llegué.

Beso!

LaVieEnRose dijo...

que bueno que estás otra vez con nosotros!
espero que todo se vaya encausando...
mientras tanto, aca estamos para leerte y darte todo el aliento q este medio nos permite.

abrazo de oso!

Twiggy dijo...

Te extrañaba muchisimo!
Todo va a estar mejor... besos

Ana dijo...

Te estábamos esperando :D
¡Un besazo!

Floripondio. dijo...

Qué enorme alivio poder leerte nuevamente en tu casa.

Me sentaré cómoda y esperaré nuevas buenas.


Te quiero :)

Luna dijo...

Lo bueno de estas cosas es confirmar a cuánta gente le interesás. Hay momentos en que estamos en la cresta de la ola y otros en las oscuras profundidades. Hay que aceptarlo y aceptarse.

Beso

Evan dijo...

Te entiendo perfectamente, yo tengo una lucha interna a veces cuando escribo algo muy personal, siento el mismo miedo, espantar a la gente... pero los blogs sos un reflejo nuestro y no podemos ocultarnos.

Que bueno que sigas por acá!!! :) No es necesario que escribas a diario, solo aparecé de vez en cuando.

Aquí estaremos!

Besos.

Paula (Bera) dijo...

Qué alegría saber de vos!!
El tiempo es tirano muchas veces, pero acá estamos!!! Esperándote y haciéndote el aguante!!
Besos!!!!

Violeta dijo...

Que bueno que volviste!

Que bueno de verdad...

Besotes

JASVI dijo...

Gastón, es bueno saber que sigues aquí, es bueno saber que aunque ausente nunca te fuiste!!!

Y aquí seguiremos en tu segundo aire!

Un beso y un abrazo!!!

Ella esta tan linda.- dijo...

que lindo que volviste. es tu tiempo Gastón y hay que respetarlo.
aunqueee no voy a negar que te extrañe por aqui.

un abrazo grande.

Eugenia dijo...

GUELCOM!

Gastón dijo...

Gracias a tutti por la bienvenida (aunque nunca me haya ido, no).
Es una gran caricia al alma y levantada de ánimo.
Sobre todo por Isadora cuando textualmente me dice:
"vos volviste y yo llegué"
(y bue, yo soy así, jejeje)

Besos para cada una de ustedes y tanquiú (diría Eugenia) por cada uno de sus mensajes.

Gastón