lunes, 25 de octubre de 2010

193. pensamientos interiores desde el balcón de mi séptimo piso

…sentado en el balcón de mi séptimo piso observando lo que no se ve pero puedo sentir borrachera de domingo resaca de lunes en que tantas vidas sin vidas pasan sin dejar de pasar prohibido estacionar aunque ya nada debería estar prohibido si no hay dolores a terceros o seres más cercanos al alcance de mi mano como el cuerpo que no me pertenece como tu figura que ya no es mía y me pregunto si alguna vez realmente lo fue cuando noto el moretón con tu nombre como autógrafo y en mi mano una copa de buen vino y alta latitud capicúa para brindar por el vuelo oportuno de un avión que pasa y no me lleva colgado de su cola como esa manzana que sabía disfrutar y saborear a plena luz del día y de la luna escondida por no saber decir que no cuando se trata del amor sobre todo de nosotros dos sobre todo en la cama sobre todo en el sillón verde como el césped que no crece aunque el riego de la lluvia ácida o las lágrimas de sal o la sonrisa sincera o la mirada clara como el agua clara que nunca supe disfrazar porque hace tiempo que prefiero la verdad a cien mentiras piadosas asquerosas odiosas desde que aprendí a no mentir cuando digo la verdad mirando tu cuerpo desnudo de curvas peligrosas tu alma tan libre como un taxi nocturno que ocupé durante un tiempo inexacto en un viaje hacia ninguna parte con la música de fondo y la poesía marchita desgajada deshojada camuflada como un cupido con bigotes y maldita buena puntería arrojando su flecha de humo en una botella que no se acaba y llena mi vaso para intentar olvidar el paso lento de un tiempo de almanaque gastado que marca los días como un preso esperando la sentencia a la querida muerte o a la amada libertad marcando cada una de las noches que se quedan a dormir acá y despierto con la soledad de un sueño y el bienestar de abrir los ojos y salir a respirar los extraños aires de mi buenos aires querido que me brinda su paisaje de tarjeta postal y la sorpresa de cada esquina de mi vida a diario cuando salgo a caminar sin prisa sin pausa sin direcciones exactas sin acompañamiento musical sin brújulas de otros tiempos que apuntan hacia el sur que existe y me gusta recorrer aunque ofrezcan cinco horas de eternidad y la experiencia en la facultad de la calle me haya enseñado y aprobado que los viajes más placenteros no se realizan con rapidez sino dedicándole a cada paisaje a cada rincón el cuerpo la mente el alma y el corazón aunque las mezclas no se aconsejen y los consejos nunca lleguen a tiempo y el reloj de arena se rompa en tantos pedazos como agujas clavadas en mi muñeco vudú que está dando vueltas en un horno de barro con los pies descalzos las huellas marcadas y el cigarrillo gitano encendido para mandar señales de humo que nunca vas a ver porque hay señales que es mejor pasar por alto salvo el del cruce del tren de ida y vuelta de sueños y desengaños de reencuentros y lejanías y pasantías y escondidas y despedidas que me abandonan en plena definición por penales entre el cielo y el infierno tan encantadores los dos y yo siendo un espectador de lujo pero sin lujos salvo por un cuaderno de mil hojas escritas por un poeta maldito que me dicta al oído mientras estoy sentado en el balcón de mi séptimo piso observando lo que no se ve pero puedo sentir…

11 comentarios:

Ana dijo...

:O Me he quedado sin aire al leerlo, da la impresión de que te ibas desinflando según escribías...

Anónimo dijo...

y seguimos con la historia sin punto final! c.c

pequeñita dijo...

se te extraña a menudo por aqui, pero creo que de a poquito estas saliendo a flote de a poquito estas de vuelta, sabesmos que el camino es duro pero no interminable (:



besos!

Rouse dijo...

Gritos silenciosos y desesperados por encontrar los susurros de lo que existió y ya no esta... aveces lo mejor es matar el vació que se siente... esa fuerza de querer y no poder es inexplicable... contradicciones en tu mente en tu corazón... pero los gritos no secarán, no dejar callar sus voces... los pensamientos siempre enfilados a un abismo que es tu mente... tu corazón permitete entrar a la gama de grises, Así me gusta decirle a la pena, a la tristeza... al yo.... estas en el punto de oscuridad total... ve caminando lentamente pronto llegarás a la luz... no y como lo dices mientras disfruta el paisaje... aunque sientas que mueres a cada instante... y re vives en cada suspiro... sanarás... eso no lo dudes...estoy con vos! te mando un fuerte abrazo virtual...hasta el séptimo piso... cuidate mucho...un beso...

Hada dijo...

Besos que lleguen tan lejos hasta alcanzarte... shhhhh sigo leyendo, extrañando, pensandote...

Basta de chitear dijo...

termine...
me muero de sueño--- mañana te escribo, te respondo.
besos suaves.
yo

Unmasked (sin caretas) dijo...

Y usted?

Acabo de renacer :) y de a poco a salir, para ver si puedo escribir algo interesante.

Asi que vengo a visitar a los viejos amicis bloggers para inspirar.


Te mudaste al final?

quiero saber que paso con la historia, tendre que ponerme al tanto

beso

Petra

Lolita y El Profesor dijo...

¿Sabés qué, Gastón?
Por un instante, me acordé de James Joyce al leerte (sentimientos incluidos)
Abrazo literario

El Profesor

Gastón dijo...

Ana: Y sin embargo yo me sentía con más aire, buenos aires de mi Buenos Aires, inflando el pecho y emparchando pinchaduras.

Anónimo (c.c.): Seguimos? Vos también?
Mi punto final son suspensivos... el final!!!

Pequeñita: Yo también me siento volver, aunque el camino y el paisaje sean tan distintos ahora.

Rouse: Gracias por el acompañamiento y hacerme saber que más allá del camino, lo importante es poder caminar, y así esa luz... se hará ver, como corresponde, como alguna vez iluminó y me dejó y se dejó ver.

Gastón dijo...

Hada: Entiendo la dedicación a la lectura como una de esas promesas que se hacen sin saber la durabilidad (como todo)

Y el extrañar?
Ahora por lo menos es normal extrañar y no como cuando se hacía en tiempos innecesarios.

Y sobre el pensar...
A mí no me pienses, a mí sentime y pensá qué es todo eso a tu alrededor que te hace tan humana, te desgarra las alas y te avapora la magia, querida Hada

BESHOS...

Gastón dijo...

Basta de chitear: Un placer inmenso que hayas dedicado tanto tiempo desde aquel génesis a este Apocalipsis, jejeje
Te mando un beso y ahora descansá... en todos los sentidos posibles!!!

Petra: Ponete al tanto, pero no te voy a adelantar nada...
(ok, un poquito me mudé, pero después...)
Y sinó preguntale a "Basta de chitear" que se mandó una maratón de lectura, pobre...

EL Profesor: Demasiado piropo para mi humilde escritura.
Abrazo de la A a la Z