jueves, 10 de enero de 2013

258. pequeño respiro

Demasiado calor para trabajar, para escribir, para dormir, y hasta para andar desnudo por la vida. Sin embargo no queda otra…

Y por suerte la heladera siempre invita con algo fresco y el balcón es ideal desde su séptimo piso para sentir esa brisa que se lleva el humo de un cigarrillo y dejar que los pensamientos, los recuerdos y la imaginación se mezclen y vuelen libremente.
Alguna vez me dijeron que mi lugar en el mundo era una cama, pero la realidad es que este balcón puede ser el lugar exacto donde encuentro la paz por la que muchos son capaces de desatar una guerra.
Me encanta sentir los buenos aires de mi Buenos Aires querido desde esta altura. Además muchas veces este lugar fue testigo directo de charlas demasiado interesantes, de risas contagiosas, de lágrimas suicidas, de soledad acompañada, de borracheras crueles, de primeros besos, de secretos compartidos, de amores fugaces, de partidas sin regresos, de decisiones urgentes, de soles mañaneros, de rituales pasionales, etc.

Y en esta noche de brisas que acarician, junto a una copa de vino espumante y con Regina Spektor sonando de fondo, siento que me siento feliz.


Quizás sea por todo lo anterior, o por Fernanda que sale al balcón en ropa interior, moja los labios en mi copa y me da un beso que puede dejar ebrio al más abstemio de la región, invitándome a salir del balcón y entrar en ella… una vez más.

6 comentarios:

Karina dijo...

y yo con empanadas de delivery, un vaso de coca ligth!!!!!!!!!

pero sí es una noche encantadora para estar con ese alguién...

Bienvenido Gastón, el retorno del blogger pródigo?? jajaja
Besosss

karina

Gastón dijo...

Karina: No es para tanto...
Jejeje...

Uy, me dieron ganas de empanadas!!!
Quizás esta noche de viernes aparezcan...

Pepi dijo...

Gastón, ya no escribo en mi blog anterior.. bueno, y tampoco sé cuánto hace que no paso por acá. Seguramente dos años más o menos, no lo sé con exactitud. Y hoy, después de tanto, me vino a la mente tu blog, no lograba escribirlo tal cuál hasta que acerté- Y acá estoy.. y qué loco llegar ahora que retomaste.
Saludos desde las sierras! (no sé si te acordás de mí, antes también era pepi, pero con otro blog)

Lucas dijo...

Gracias por volver a escribir. ♥

M.E.A.B. dijo...

La paz por la que muchos son capaces de desatar una guerra... ¡Me has dejado pensando!

Gastón dijo...

Pepi: Como esas casualidades que parecen ya estar guionadas desde hace rato, no?
jejeje...
Un placer reencontrarte!!!

Lucas: Te parece, che?
Gracias a vos por la lectura...

M.E.A.B.: ¿Y eso es bueno o es malo?
;)