martes, 2 de junio de 2009

107. a los empujones

Por cuestiones del tiempo y de la vida (me refiero más precisamente a estar harto de los cambios climáticos y los sopapos a la vuelta de cualquier esquina) es que estoy pensando (muy) seriamente en depender de mis propios errores y no de los aciertos ajenos.
Siempre pendiente de terceros de cuarta me olvido de mis segundos de primera.

Ayer lunes (y pese a ser lunes) comencé a realizar algunas cuentas, estudios de mercado, sacando posibilidades, y tramando mil y una formas de poder cumplir con mi cometido…
Un petit emprendimiento que no sea tan petit.

Y casualmente, o por esas jugarretas del autor del destino, anoche me llegó por correo una historia que me dejó casi sin dormir del entusiasmo, y buscando la solución para el problema primario de la pequeña suma para el puntapié inicial.

Comparto con ustedes la historia que me mandaron:


Un millonario estaba dando en su mansión una de sus habituales fiestas en la que no falta nada y por esa razón no falta nadie a las mismas.
El tipo (como para que se hagan una idea) tenía un auto para cada día de la semana, casas en distintas partes del mundo, y demás gustos monetarios. Pero una de los más extravagantes que poseía, era un estanque disfrazado de laguna pantanal, donde criaba sus admirados (y salvajes) cocodrilos.
Como los exquisitos vinos y el champagne frío y burbujeante no tenían fin y ya habían logrado su efecto, el anfitrión tomó la palabra y ante la aguda atención de sus invitados anunció que aquel que se atreva a cruzar a nado la piscina y llegar sano y salvo al otro lado, se hará acreedor de gran parte de sus autos, casas, y demás fortunas.
En eso se escucha el sonido de alguien que se zambulle y comienza una furiosa pelea entre la vida y la muerte.
Los cocodrilos avanzan para alcanzarlo y el hombre lucha por sobrevivir.
Sus fuerzas parecen desvanecerse pero consigue golpear a las bestias que quieren saciar su apetito carnívoro.
Finalmente, y luego de unos minutos eternos, el hombre llega, deteriorado pero con vida, al otro extremo de la orilla.
El excéntrico millonario lo saluda y felicita por su valentía y le ofrece sus premios. Pero este, para sorpresa de todos, anuncia que no quiere ni sus autos, ni sus casas, ni sus millones.
—Pero entonces, ¿qué es lo que quiere?
Empapado y casi sin poder hablar, responde:
—Encontrar al pedazo de hijoderemilputa que me empujó al agua.


La moraleja sería que somos capaces de realizar muchas cosas que no imaginamos.
Sólo necesitamos de un empujoncito.
(y a veces también de algún hijoderemilputa)


Ahora habrá que ver que sale de todo esto, ya que estoy muy entusiasmado, y además…
¡¡¡Siento que me andan empujando!!!

26 comentarios:

Adrianina dijo...

Me encanta con la filosofía de humor que encaraste esta entrada. De seguro que te va a ir bien en tu emprendimiento, veremos que dicen tus sueños hoy-
Eso si; de haber un empujoncito que sea con buena onda, jaja.

Besito grande.:-)

Conta Dora dijo...

Si necesitás contadora, ya sabés! jajaja! Éxitos con el emprendimiento!!! (siempre nosotros queriendo hacer un currito!)

besos

Ana dijo...

Jajajajaja. ¡Ya lo había leído! Muy bueno xD Y tiene toda la razón del mundo, cuando te ves en algo ya haces hasta lo imposible por salir a flote, sólo nos hace falta que venga ese hijo de... digo, el empujoncito :)
Un besito.

Fati dijo...

Tan cierto lo que decís, a veces mejor depender de errores propios y no ajenos.

En algunos momentos de la vida es bueno seguir los sentimiento, asi que si sentís que te están empujando, no te resistas!

Exitos!!

PD: la heladera esa o la ataco yo o nadie jeje
Aunque hoy seriamente pensaba en salir del trabajo y entrar a la panadería que queda exactamente a la vuelta y por la que si o si debo pasar para volver a mi casa! PERO NO( al menos por ahora)...

Beso grande desde devoto!

Lochis dijo...

¡Ay!
Ahora dejás con la intriga...

No se vale...

Besos haciendo puchero

Pd: ¡¡soñé con vos!!

victoria dijo...

GUAU! parece una de esos estilos de vida que dejan a todos maravillados porque pueden conseguir riquezas por el precio de tomarse con humor a un hombre despedazado por cocodrilos JÁH! es genial genial, me empujás?

Cecilia dijo...

Si te sentís empujado no sos libre para elegir. Entonces, ¡ojímetro!

Guarda con esa pseudo sensación de libertad de pensamiento y alma. A veces estamos presos de cosas que sin introspección, sin meternos en nosotros y hasta a veces sin ayuda de un tercero que nos lo haga ver no nos damos cuenta.

Besos libres!!

Paula (Bera) dijo...

Ojalá tus sueños se realicen y que ese empujoncito te lleve a la concreción de ellos!!!
Es verdad lo que decís, sobre aprender de tus elecciones, y el cuento estuvo bastante atinado.
Un beso con los dedos cruzados!!!

(Mucha merde)

Maria de los Angeles dijo...

Genial!! La idea por sí sóla no hace el cambio, el movimiento, la acción y creer en vos es lo que seguramente te vá a llevar al éxito, mucha suerte! y a leer la letra chica de lo que firmes!! Adelante con todo!!
saludos

Valdi dijo...

ojala a veces alguien me diera ese empujoncito :( ....

Espero que lo que le salga de todo eso sea de mucha prosperidad y felicidad para uste

XOXO

Cris dijo...

Bueno Gatón yo te empujo !!!
A veces es mejor ser una HDP !!
Mil Suertes !!! MIl Exitos !!

Flora dijo...

Muy buen texto !! Me encamtop :)

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Vamos que se puede.
;)

Steki dijo...

A veces nos damos solos el empujoncito de puro osados que somos y caemos al vacío, jaja.
Beso de miércoles para ti.
STEKI.

Matsuo dijo...

Me encantó el post. Me gusta eso de depender de los propios errores y no de los aciertos ajenos.
Espero que te vaya muy bien con este emprendimiento.
Abrazo grande.

Mary Pepi dijo...

Sí, es buena reflexión. Te comento que a mí también me llego el mismo texto por parte de una licenciada de emprendimiento y gestión de empresas. La reflexión es buena, pues todo se logra con un empujoncito y muchas veces con sustos, pero se logra...JE JE.
SALUDILLOS

Ella es tan linda. dijo...

jaja que lindo!
estoy en una situación parecida
ando por estos dias muy entustiasmada!.. con eso.

me hizo bien leerte.
un beso grande!.

Diego - Cerdos y Cerdas - dijo...

Uno debe actuar por propia convicción, peor es cierto que a veces necesita ese empujoncito o consejo, mientras no le anden soplando la nuca...

un abrazo!!!

Flori dijo...

Ya sabés: vos -por las dudas- nadá y pateá.


Así sobrevivís. ¿No?


Besos =)

Gastón dijo...

Adrianina: Desde ya, como dicen muchos estudiosos del tema, las crisis son una fuente de posibilidades, en el sentido que te obliga a salir a flote, no?
Y te agradezco el empujoncito con tan buena onda.
Besos con empuje

Conta Dora: Ohhh...
¿Puedo contratar tus servicios?
¿Eso incluye que cuando vengas para acá podamos ir a la cancha?
Ok, dejame pensarlo...
Besos innumerables

Ana: Uu empujón, una tirada de orejas, un cambio de rumbo para no chocarnos.
Todo sirve a la hora de arriesgar un poco e intentar volar un poco.
Besos acompañados

Fati: Bueno, mi emprendimiento era que compartamos el interior de esa heladera, jejejeje.
Lo mejor para no tentarse es pasar por las panaderías los lunes.
Besos llenos de tentaciones

Lochis: Y vos me decís que dejo con la intriga cuando me largás que soñaste conmigo y no decís qué.
(o no es apto para menores?)
Besos debajo de la almohada

Victoria: Si querés te empujo, pero no cantes victoria.
Las excentricidades millonarias están demasiado lejos como para que se incorporen a mi vida.
De todas maneras, antes que cocodrilos prefiero tener un estanque limpio de sirenas.
Y ellas sí que me canten y me atraigan con su voz hechicera.
Besos andando & nadando

Gastón dijo...

Cecilia: Soy libre de dejar que las cosas sigan como hasta ahora o de cambiar gracias a la chispa de un empujón.
Soy libre y hasta tengo la libertad de decir y sentir que soy libre
(como vos de decir lo contrario, ojímetro!!!)
Besos en caída... libre

Paula (Bera): Intento despertar de mis sueños para hacerlos realidad.
Es demasiado simple la cosa y la vida demasiada corta como para andar complicándonos con tanas cosas sin importancia.
Besos ahora

María de los Ángeles: Leer las letras chicas...
¿Sos abogada u oculista?
INtentaré seguir como siempre, creyendo en las personas y haciéndole caso a mi intuición masculina
(que obviamente no es tan buena como la femennia)
Besos con música de fondo

Valdi: Bueno, esa es la idea.
Ahora veremos si la idea comienza a concordar con la realidad.
Besos de acá para allá

Cris: Tomo tu empujón con la onda que tenés tan buena.
No te creas que es mejor ser un HDP.
No, sigamos siendo buenitos que hay recompensa.
Besos con tu mano en mi espalda
(epa!, jejeje)

Flora: A mí también me gustó y por eso no dudé en comaprtirlo con ustedes.
Besos para compartir... si querés

Yo NO SOY Cindy Crawford!!: Esa es la hinchada que me gusta.
Que me pone el aliento en la nuca.
(y de pronto sentí como si... ejem...)
Besos desde el paravalancha

Ángelos dijo...

Yo solía nadar subacuático... (me pregunto si tendría que recordar como se nadaba bien).

Por lo pronto ahora estoy en un nido de víboras, y les tengo mucha fobia, pero a estas les estoy haciendo frente. Con la hermandad no se jode eh!

A ver cuando te conectas a la noche y me decis un hola! jeje. Descansá y cuida la salud... nos vemos por ahi, nadando en cualquier agua...

Te mando una (a)Brazada.

Gastón dijo...

Steki: Y si caemos al vacío nos levantaremos y lo volveremos a intentar.
Después de todo es mejor caer por nosotros y no porque alguien nos hizo caer.
Besos pura energía

Matsuo: Te agradezco por las palabras.
Veremos que pasa...
Abrazo acertado

Mary Pepi: Claro, la cuestión es intentarlo.
Total el NO ya lo tenemos.
Besos positivos

Ella es tan linda: Me alegro que el escrito te haya dado tambien un empujoncito.
Seguro que nos va a air bien, ya vas a ver.
Besos coincidentes

Diego Cerdo: No, claro, pero si la que me alienta de atrás es Cindy (que no Crowford!!!) no tengo problemas.
Así es que usted vuelva al chiquero y aliente desde allá nomás, jejeje.
Abrazo con mínimas diferencias

Flori: Nadar - patear - nadar - patear - nadar - patear...
Pufff... espero no cansarme tanto.
Besos en estado... deplorable, jejeje

Gastón dijo...

Ángelos: Ay, comentario para él solito, jajajajaja.
Andás en un nido de Víboras y con fobia?
Quién sos? Indiana Jones?

Bueno espero que sepas hacerle frente
(y que ellas no sepan nadar)

Te mando un abrazo con posción anti veneno
(por si las moscas... digo, por si las víboras)

Cecilia dijo...

Si, si hay algo de lo que no me caben dudas es de tu libertad. Pero no sé cuán verdadera es porque, por ejemplo, yo soy amiga cibernética es decir que si tengo un problema de salud vos no vas a aparecer para donarme sangre. Entonces en verdad, según mis ideas de las relaciones entre las personas soy "amiga" cibernética tuya. Lo que te importa es mi comentario, diga lo que diga, para sumar acá. Pero como persona, verdaderamente te importo tres carajos. Y la verdad, no me gusta.
Me siento usada para sumar lectores. Y defraudada, porque entonces, eso de escribir con el corazón es un verso.

Sé que no te va a gustar mi comentario, pero lo siento.
Es más, fijate cómo me descalificaste en el comentario del post anterior.
Parece que tocar ciertos temas (y de la forma en que para vos "no corresponde" - ¿según quien?) es para descalificar. Y no es así, yo a tu amigo no lo conozco, pero a vos ¿que te importa lo que me gusta o no en la intimidad? ¡Averigualo conociéndome de verdad! A mi o a cualquiera.

Mi comentario sobre tu libertad, hace referencia a lo escrito acá. No a Gastón. Pero en vista de todo este ida y vuelta en los comentarios, ya no sé. Porque no se si es tu vida a diario o "tu vida a diario". Si escribis desde el corazon o si lo hacés "desde el corazón".

A mi Gastón o ¿"Gastón"? me cae bien, pero a veces me da respuestas que me duelen mucho. Y seguramente la que está equivocada soy yo.

Besos confusos. (es obvio que estoy confundida).

Abril Lech dijo...

Lo que cuenta es tu actitud. Totalmente.