viernes, 5 de junio de 2009

110. quitando las sobras del plato

—¿A quién esperás?
—No, no te voy a decir —me dijo para mi sorpresa el flaco.
Con la evidencia de que, efectivamente, estábamos esperando a la misma persona, saco enseguida el escudo protector.
—Yo estoy esperando a una amiga de mi pueblo, que nos conocemos hace mil años y hacía quinientos que no nos veíamos. Se llama Fabiana. Fabiana V. ¿La conocés?
—Sí, vive en el segundo piso… Y es mi novia.


Apenas pasada la evidente sorpresa, le conté al apesadumbrado novio que a Fabiana la conocía desde hacía demasiado tiempo.
Éramos amigos que, por los diferentes caminos de la vida, estábamos distanciados geográficamente, y habíamos arreglado para vernos e intentar ponernos un poco al día.
La verdad es que no sé si me creyó, pero le dije la verdad.
Más allá de que siempre me había gustado, no había venido con ninguna intención física, y menos ahora que estaba su novio al lado mío.

Pasaron tres minutos y aparece en la puerta de entrada apurada e intentando embocar la llave en la cerradura sin mucha suerte, Fabiana. Entonces abro la puerta y al levantar la mirada se encuentra conmigo y con él. No sé qué habrá pensado al tener esa imagen frente a ella, pero viendo que empalidecía un poco me apuré a saludarla con un beso y un abrazo y así decirle al oído que se quedara tranquila que ya le avisé a su media naranja que soy su amigo.
Realizados los saludos y las nuevas presentaciones un tanto más formales, subimos los tres juntos por la escalera al segundo piso. Fabiana abrió la puerta y se dispuso a preparar unos mates para compartir.
Mientras ella Iba a la cocina y volvía al comedor donde me encontraba sentado junto a su novio y sus flores sin florero, explicaba que se retrasó porque justo cuando salía del trabajo al jefe se le ocurrió pedirle un trabajo extra y no le quedó más remedio, que perdón por la demora y demás disculpas grupales.

Finalmente ahí estábamos los tres en una mini ronda de mate.
El novio en silencio mirando algo en la tele (?) mientras Fabi y yo charlando pero seleccionando los temas por conversar para que no se presente inconveniente alguno.

La verdad es que el ambiente no era el más acorde.
Ella sin poder hablar demasiado conmigo, el novio hipnotizado con la tele, y yo más incómodo que las flores en ese diminuto florero.
En un momento Fabiana se levanta y se va con la pava a calentar más agua y yo aprovecho a tomar el mismo rumbo pon la excusa de preparar un nuevo mate.
—Che, me voy —le digo mientras vacío el mate.
—¿Por? —me pregunta con el mismo tono bajo de voz con el que yo le hablaba.
—Porque estoy incómodo, por más que tu novio haya venido a ver la tele.
—Esperá, hacé una cosa —dijo sorpresivamente ella y yo escuché atento la propuesta—. Andate si querés, pero llamame en media hora.

Al salir de la cocina, aprovechando un silencio en la tele anuncié que me iba.
Pero la sorpresa mayor fue cuando el novio habló y dijo:
—Yo también me voy.

Saludé rápidamente a Fabiana, despedí con un apretón de mano al novio y me fui en cualquier dirección sin alejarme demasiado.
Al llegar a la esquina me di vuelta y pude ver como el flaco se subía a un taxi y se alejaba del lugar.


Esperé unos diez minutos sentado sobre el cordón de la vereda por si al tipo se le ocurría regresar.
Comencé a caminar lentamente hacia lo de Fabiana y, justo frente al edificio de pocos pisos, había un kiosco con cabinas de teléfono. Entro a uno y marco el número de ella.
—¿Hola?
—Hola, soy yo, Gastón.
—¿Dónde estás?
—En el kiosco de enfrente.
—Jajajajaja…
—¿Qué querés que haga?
—Comprame un Tofi y venite para acá..

Pagué el llamado, compré el chocolate, crucé la calle, entré nuevamente al edificio y subí las escaleras hasta el segundo piso.
Fabiana abrió con una sonrisa la puerta y yo me perdí en el interior del departamento mientras me volvía a acomodar para, ahora sí, ponernos al día… con todo y a solas.

23 comentarios:

Valdi dijo...

Damn!!!! Dios de incomoda la situacion...

saluditos

Lochis dijo...

Espero que no haya terminado en algo más, porque tiene novio y eso no se hace (sí, me puse moralista)

Besos fieles

Cecilia dijo...

¡Felicitaciones!¡Eso es un hombre!
Aguanten los machos soberbios, los ganadores, cuyos congéneres importan un bledo y lo que importa es "ponerse al dia" con cuanta mina se cruce.
Esos son los hombres que nos hacen creer a las mujeres que vale la pena creer en el amor y que vale la pena pensar en compartir la vida con un hombre.
Esos, como vos, son grandes hombres!!
Agradezco infinitamente la esperanza que hombres como vos siembran en mi. Sea esto tu vida a diario o "tu vida a diario".

¡Felicitaciones de nuevo!

Ella es tan linda. dijo...

jaja que lindo cuando se dan asi los encuentros!son los mejores. que bonito.

un beso grande! para vos.

Lolita y El Profesor dijo...

My God!
Mire que usted se mete en cada una, Gastón...
Abrazos chocolatados (como dice usted)

El Profesor

Ene dijo...

Genial por ti, aunque no puedo evitar sentir pena por "Novio", ya se debe sentir bastante patético tener que esperar a tu novia en la puerta de su edificio (con un ramo de flores, detalle importante), como para que además su condición de "gil absoluto" quede tan expuesta ...

Un beso sr.

Maria de los Angeles dijo...

jajaja...que arriesgada la muchacha!! obviamente que se pusieron al día...muy buena anéctoda!!
besos

Mary Pepi dijo...

Chuta que foca estuvo eso. Pero según la historia el chico no parecía celoso...je je je

Paula (Bera) dijo...

Uy Gastón, espero que solo hayas hablado, que ninguna tentación con chocolate te haya hecho perder esa cabecita!!!
Me apenaría el novio.
Un beso grandote!!!

Terapia de piso dijo...

Con todo no?

Saludos, Gastón.

José Roberto Coppola

Ana dijo...

¿Al día con todo significa "con todo"? No paras, Gastón... Eso sí, el novio debe de ser tonto, en vez de intentar averiguar cuánto de amigos sois, se pone a ver la tele. Los hay gil... Ignorantes :)
Un besito.

Lolita y El Profesor dijo...

Mmmm!!!
¡Pero qué bueno!
Reconozco que la situación fue un poco incómoda al comienzo y hasta tensa, pero con esa picardía de ustedes, pudieron solucionar todo de la mejor manera!

Un beso grande

Lolita

Cris dijo...

Super incómodas son ésas situaciones. Pero bien de bien por vos que superaste el "obstáculo-novio", y conseguiste la charla.
Beso

Flora dijo...

jajaja sos genial

Madie dijo...

Terrible Fabiana ehhhh. Jajajaja. Qué movida!

Conta Dora dijo...

Ahhhh bueno!!
Que novio más amargo, que se pone a ver tele... encima, se va... Esto termina en cuernos. jajaja

Besos

Alejandra dijo...

¿Qué pasa con las personas que entran al blog, y además dejan comentarios para agredir? ¿Te conocen en persona Gastón, porque realmente da la imagen de una mujer despechada!!!Pareciera que la hayas decepcionado más que el día que se enteró que los reyes y papá noel no existían!!!
Eso, vengo leyendo varios comentarios bastante de mierda, sin querer ser agresiva, pero qué pasa?
Mmmm...al novio lo tiene que cuidar la novia, no Gastón, digo, en caso de ponernos así taaan pacatos..Gastón juega su juego, Fabiana el suyo..y el novio el suyo. Qué hay de malo en ponerse al día, si ambos lo desearon así? Nadie es ladrón de mujeres ajenas ni de hombres ajenos, y mirá que fui bien cornuda en su momento y qué se yo si no lo seré hoy, pero es culpa del tercero? Hay culpables?
En fin..
Gastón..besos fresquitos.

Ale

Gastón dijo...

Valdi: Sí, por eso era mejor darle un final y, llegado el caso, vernos otro día, pero...
Besos cómodos

Lochis: No terminó en nada más, ni en nada menos.
Ah sí, el adorno que estaba frente el televisor era el novio, jejeje.
Besos sin más

Cecilia: Estaba pensando en contestarte...
Pero encontré una manzana y prefiero alimentarme con ella.
(no, no es la del árbol prohibido)

Ella es tan linda: Sí, los encuentros sin programación anterior siempre son los mejores.
Besos coincidentes

El profesor: Pero esta vez no me metí.
(en ningún lío, digo)
Abrazo sin sponsor

Ene: Bueno, a mí no me pareció malo lo de las flores, aunque prefiero las fresias y no las rosas como las que trajo él.
Además esa actitud zombi de estar ahí sin estar, sin aportar, sin decir...
Ah, sí, en un momento, al principio, recuerdo que pidió el control remoto.
Por lo dicho, sentí más pena por ella.
Besos extremos

Gastón dijo...

María de los Ángeles: Sí, es un buen recuerdo, pero esperá que sigue... en un ratito.
Besos en cuentagotas

Mary Pepi: Más qaue no tener celos, parecía no tener vida, jejeje.
Che, qué significa. "Chuta que foca estuvo eso"?
Besos en idioma universal

Paula (Bera): Pobre novio, es verdad. En la casa no tiene tele. Buuuaaaaa...
Besos de varias pulgadas

Terapia de piso: Si con todo significa con todo... puede ser.
Abrazo completo

Ana: Mi expresión "con todo" significó a ponernos al día en una infinidad de temas. Tené en cuenta que hacía bastante que no nos veíamos.
Ah, vos como Terapia de piso te referías a sí hubo...
Bueno, seguí leyendo y te enterarás.
Besos con todo

Lolita: Es que lo único que no tiene solución es la muerte.
(bah, no sé)
Y no sé si fue picardía, simplemente que teníamos ganas de vernos y charlar un rato...
(ok, algo de picardía hubo, jejeje)
Besos picantes

Gastón dijo...

Cris: Bueno, en realidad no fue ningún obstáculo, salvo cuando queríamos que bajase el volumen de la tele, jajaja.
Besos en silencio

Flora: Gracias, pero no es para tanto...
Besos geniales

Madie: Terrible hubiera sido que después de tanto tiempo sin vernos siguiéramos sin poder charlar.
Besos en movimiento

Conta Dora: Ohhhhh...
¿Te parece, che?
Besos que despeinan

Alejandra: ¿De verdad dijiste lo del querido viejo barbudo que viene una vez al año?
Bueno, de todas maneras te agradezco por haber escrito lo que también yo pensaba mientras me comía una manzana y me ahorraba la tinta, jejeje.
Te mando un beso con eco

Cecilia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cecilia dijo...

Ojalá esté equivocada, si es así pido disculpas. Pero me están acosando hace meses comentarios anónimos y alguien los escribe, y si parece que esta persona me lee hace rato, quizá pueda yo saber de quien se trata.
Por favor, deje de acosarme.

Cecilia dijo...

La verdad, me siento mal, realmente, no es chiste lo que digo. Así que si es la persona que sospecho DEJE DE ACOSARME.