lunes, 4 de mayo de 2009

88. visiones

El lado bueno de todo este paquetón extra de horas manejando, es la parte en que recorro de punta a punta la autopista Buenos Aires – La Plata.
(y al revés también, claro, es que tengo que regresar)
Y es que a sus costados me compaña un paisaje verde y natural.
Algunas pocas vacas flacas, algunos pájaros soñadores, y un cielo que va jugando con los colores del tiempo.

Pero la ciudad de La Plata también tiene cierto encanto al natural…
Voy mirando, observando, curioseando a través del parabrisas de la camioneta que manejo y sólo me bajo para descargar algunas cajas de poco peso, para comprar algo para comer, o durante alguna espera prolongada en que aprovecho a estirar las piernas, contestar mensajes de texto (no uso el celu mientras manejo), o hacer una pequeña caminata esquivando las diagonales por temor a perderme y no encontrarme más.

Y justamente fue al pasar pos una esquina impar que vi un edificio de pocos pisos que me trajo de inmediato algunos recuerdos que tenía olvidados o, mejor dicho, abandonados.

Resulta que unos años atrás (poco más de una década), los amigos con los que salía a divertirme en mis pagos, de los cuales un 74% eran mujeres, cuando terminaron los estudios secundarios, la mayoría emigró hacia La Plata a estudiar.
Pero claro, no era sólo eso…

Es que venir a estudiar a esta ciudad, a más de 300 km de sus hogares, significaba también, y sobre todo, encontrarse a esa misma cantidad de kms de distancia de los padres, sus miradas fuertes y sus dedos acusadores.
Para esa época yo ya estaba demasiado bien instalado en Baires y cada fin de semana me escapaba en el tren a visitarlos.
Salidas, recitales (recuerdo ahora a Soda Stereo actuando en la plaza principal, y principalmente gratis, por el cumple de la ciudad), y las fiestas privadas por motivos diversos y valederos.


Prometo escribir alguna anécdota sobre aquella época.
Pero primero voy a ver si me acuerdo de alguna historia platense, y después, recordar si se puede contar.


Besos y a sonreír que el lunes ya se acabó!!!

18 comentarios:

Paula (Bera) dijo...

Holis Gastón!!!!
Cierto que tus lunes son complejos.
Particularmente, me gusta la ciudad de La Plata. Hace bastante que no voy, pero cuando me daban a elegir: Baires o La Plata. Obviamente elegía la ciudad de las diagonales.
Con la guía de las calles para no perderme, pero aprendiendo (tantos años de andar callejeando, pateando como gestora, jajaja), que cada 7 cuadras paralelas a las vías, hay una plaza y por ende, una diagonal. Una vez un tachero platense me había enseñado a sacar las alturas de las calles, haciendo una "cuentita", luego lo solucioné comprándome la mencionada guía.
Me fascinaban esos árboles, esas plazas, esa paz en el transporte, esa peatonal tranqui; todo tan distinto al centro porteño.
Qué recuerdos lindos me trajiste!!!
En mi caso, el trayecto lo hacía en tren.
Un besote bien grandote, y ya terminó el lunes!!!

Paula (Bera) dijo...

Vi tu respuesta al post anterior, jajaja!! Ay amigo, cuando hay amistad, se hace eso y más.
La culpa que se siente por desear a la pareja del prójimo, hacen que contribuyas a que estén mejor, como una manera de aplacar culpas (?). Pero eso, en caso de buenas personas. Me fui con los recuerdos, pero no olvidé que falta saber qué pasó con Pablito, jajaja!!!
Ahora sí, un besote intrigado!!

Alesin dijo...

Hola, hola! Que interesante este blog!
Muy lindo la verdad.
La Plata, muy linda ciudad. Pronto será toda mía, muahahaha.
Un saludo che. Que andes lindo.
Te sigo*

Ale.

*Suena muy... psicópata :P

Lochis dijo...

¡Buena semana Gas!

Me acabo de dar cuenta de que tu blog siempre es el que dejo para leer al final (lo mejor para lo último) y que es el blog que con más ansias espero que actualicen.

Ya te hiciste tu lugarcito...

Besos hinchas del Lobo

Lolita y El Profesor dijo...

Gastón:
No sé qué remembranzas platenses tendrá usted, pero le aseguro que yo, de mi adolescencia, tengo una considerable cantidad.
Claro que yo soy casi un Brontosaurio... vengo de la época en la que en La Plata, si uno besaba a una chica en el zoológico, venía el guardia y lo retaba.
Loco, ¿no?
Si quiere, le cuento mis recuerdos, pero por privado en nuestro correo electrónico.

El Profesor

Cecilia dijo...

A no!!! Estuvimos en el mismo recital!!! (Digo, por el de Soda).

Besos platenses de porteña de nacimiento!

Cecilia dijo...

Ayudita para la anécdota : ¿ibas a bailar a algún boliche a La Plata??

Contanos!! Contanos!!!

Besos curiosos!

Ana dijo...

Eso de vivir a 300 kms de los padres es una maravilla jejejeje Aunque también se echan mucho de menos, todo hay que decirlo...
Un besito y feliz martes =)

Flora dijo...

es divina la cuidad de La Plata, me encanta todo de ella y hace mucho no voy.. también quiero vivir a 300 Km de mis papas! jajaja.

Cris dijo...

No sabe no contesta (ni idea de La Plata)
Pero espero con gusto las anécdotas.
Beso

IML dijo...

Me encanto lo de "perderte y no encontrarte". Te imagine dando vueltas eternas por las calles de la Plata, viejo, con la camioneta despintada, aun buscandote.
Te mando un beso!

jorge_elias dijo...

Muy buen Blog, interesantes posts... Felicitaciones!

Ángelos dijo...

Uy uy uy... se viene una seguidilla de posteos interesantes...
Recordar con una sonrisa en la cara... que bueno que es ¿no? Y tomarnos el café a la mañana, cuando todavía está saliendo el sol... y que un recuerdo, un perfume de mujer, una brisa en particular nos recuerde esa noche donde nuestra juventud se cruzó con otras juventudes... (¿volé mucho?)

Hermano... ojalá te encuentre en estos días por msn... tengo un gracias que darte, y un porqué que explicar.

Abrazos de los que no se olvidan.

Dark Angel dijo...

Lastima que no pueda venir a diario a leerte...
es delicioso venir a deleitarse con con tanta cotidianidad...
Soda gratis??? eso suena genial!
Lo mas curioso es que supieras el porcentaje exacto de amigas mujeres! jejejjee
Besos desde mi lejana galaxia

Gastón dijo...

Paula (Bera): Sí, yo ahora con mis visitas obligadas (y tan distintas a las pasadas) la estoy redescubriendo.
Y mis idas también eran en su mayoría en tren
¿Habremos viajado juntos alguna vez?
Besos en diagonal

Alesin: Ok, vos quedate con la ciudad y yo con los billetes
Muahahahaha
(risa con tono más grave)
Besos plateros... y vos
PD: Seguime, no hay problema... Aunque sí da un poquito de miedo, jejeje.

Lochis: Qué piropo más lindo y gastronómico que me hiciste.
Te agradezco por la caricia al alma.
Besos aullados
(y con frutilla)

El Profesor: Será un placer recibir anécdotas de la época en que las cebras del Zoo eran en blanco y negro, jajajajaja
(bueno, bueno, no se enoje, fue un chistín)
Abrazo tecnicolor

Cecilia: ¿De verdad? ¿Y por casualidad no le tocaste la cola a un chico?
De ser así... ¡¡¡me tocaste a mí!!!
jajajajaja...
Besos en estereo

Gastón dijo...

Ana: Se sabe que algunas distancias terminan acercando más.
Pero después de todo 300 km no es ni cerca ni lejos.
Besos más cercanos

Flora: Quizás algún día te pueda llevar a La Plata... y a 300 km de tus viejos!!!
(¡epa!)
Besos viajeros

Cris: En cuanto tome mi dosis de Memorex, pasaré a escribir mis anécdotas plateneses.
Besos sin olvido

IML: Es que existen pérdidas que son eternas
(sobre todo en diagonales torcidas)
Besos encontrados

Jorge Elías: Te agradezco y ya pasaré por el tuyo con tiempo.
Abrazo de bienvenida

Ángelos: La mayoría de los buenos recuerdos tienen como máximo culpable del mismo a una bella dama.
Espero jamás olvidarme de ellas y sus gracias.
Abrazo para recordar

Dark Angel: Entiendo que a veces se complican las visitas diarias (saoibre todo vos que andás en una galaxia lejana).
Sí, Soda gratis suena bueno, pero recuerdo que no me gustó tanto el recital ese.
Y sobre el porcentaje femenino... Bueno, no es más que una exagerada certeza.
Abrazo 100 por ciento sincero

Crazygirl dijo...

Espero esas anecdotas...todas se pueden contar...no te autocensures!!

Siempre recuerdo con una sonrisota mis epocas de estudiante...aunque no me tuve q ir de casa, pero la pase espectacular!

Besos anecdoticos!!

Cecilia dijo...

No, Gastón, yo no soy manolarga con desconocidos. :P

Besos de prófugos... los dooooooosssssss!


Jaaaaaaaaaaaaaaaa.