lunes, 18 de mayo de 2009

99. gracias por el fuego

Recuerdo cuando iba de visita a lo de mi abuela y a la hora de la siesta, si no se acostaba un rato, compartíamos unos mates mientras mirábamos alguna película nacional en blanco y negro por el canal Volver.
Y con la aparición de cada actor o actriz en escena, siempre escuchaba de su voz la misma frase: “Ese ya se murió”.

A decir verdad a mí no me causaba nada ya que no los conocía. O sí tenía visto a alguno de ellos, era por la misma película compartida con mi abuela.
En cambio para ella (me di cuenta un tiempo después) tenía un significado especial…
Las personas que la acompañaron desde el arte, el espectáculo, el deporte, como también amigos y familiares, iban tomando el mismo camino final.


La consciencia de la muerte como parte de esta vida me llegó con el disparo certero que significó la ida de mi abuelo… y tiempo después de mi abuela.

Y en un plano un poquito más abajo pero con un nivel de importancia como el de un amigo o compañero de aventuras, sufrí la caída de Olmedo, el accidente de Pappo y del simpático cuartetero.
También con la rebeldía de Adolfo Castelo, la ironía de Guinzburg, la literatura barrial de Fontanarrosa.

A parte de las ausencias nombradas (entre otras) le he dedicado palabras escritas, ya sea en prosa o en verso, algunas se han publicado en diarios, y otras descansan en corazones compartidos y privados.


Pero hoy es distinto porque con el día gris y las hojas amarillas, en un rápido desayuno mientras me pongo al tanto del mundo y sus consecuencias, me llega la triste noticia de que el corazón de Mario Benedetti había dejado de latir.

Y no me importa el tributo con repaso de su CV o las lecturas con voz ahogada de sus inmortales poemas.
El tema es que cuando tenía que contestar por mis autores preferidos mi respuesta era siempre la misma:
—En narrativa Julio Cortázar. En lírica Mario Benedetti.

Ayer se fue quien, a través de sus libros, de sus poemas, de sus palabras, de sus letras, me hizo llegar a comprender (si es que eso es posible) el significado del amor y del desamor.


Gracias por prestarme tus poemas…
Gracias por emocionarme con tu simpleza…
Gracias por el amor y las mujeres…
Gracias por el fuego…

21 comentarios:

Conta Dora dijo...

Muy lindas tus palabras a modo de homenaje!

Besos!

Paula (Bera) dijo...

He visto en blogs, en pág web, noticieros, la noticia del fallecimiento del escritor Mario Benedetti.
Honestamente, no conocí su trabajo.
Es como que la vida viró mi camino hacia otros horizontes, otras temáticas, otros autores.
Pero la muerte me afecta, y más cuando la sienten las personas que aprecio y respeto, por ello, me uno a tu homenaje y te acompaño en silencio.
Te mando un beso enorme!!!

Lolita y El Profesor dijo...

Gastón:
Quienes amontonamos letras y palabras, las unas detrás de las otras, hoy estamos de duelo.
Abrazo consolador.

El Profesor

Cecilia dijo...

TÁCTICA Y ESTRATEGIA
.
Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos
.
mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible
.
mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos
.
mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
.
no haya telón
ni abismos
.
mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites

(me encanta este poema de Benedetti)

Beso!

Puta Desgraciada dijo...

Cortazar y Benedetti... Cada vez se te quiere más.

Yo sufro porque se va uno más... Y aquí no pasa como el futbol: no hay cambios ni sustitutos :(

Madie dijo...

Se fue un grande. Afortunadamente su espíritu sigue vivo a traves de su obra, que permanecerá...

Eso es lo lindo de escribir.

Naimad dijo...

Excelente... y emocionante. Abrazo de gol

Terapia de piso dijo...

Gracias por La tregua. Gracias por cambiarme la vida con esa novela.
Gracias.

Abrazo sin treguas.

José Roberto Coppola

Lolita y El Profesor dijo...

Si, es muy triste.
Es quién escribio "La tregua", esa novela tan romántica y significativa, parecida a nuestra historia...
Es quien nos deleitó con sus poemas de amor, con su dulzura puesta en palabras...

Snif.

Un beso grande.

Lolita

Ana dijo...

Bonitas palabras las tuyas :D No conozco mucho su obra, sólo recuerdo que a mi profesora de literatura le encantaba jeje
Un besito.

Cris dijo...

Gracias por recordarlo así.
Besos grandes y viceversa

Nancy dijo...

Como vos dijiste, se fue un grande, pero quedan sus letras, que viviran siempre en nosotros...

un beso Gastón!

Flora dijo...

Impresionante lo que ese hombre marco en todos

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

Yo tb amo este poema, sobre todo por ese final.
Simplemente a mí no me salen las palabras.
Pero a vos te salió muy bien.
Besos

Julia Scarone dijo...

Conmovedor hasta los huesos... Que lindo lo que escribiste...
Besos!!

Ángelos dijo...

Gracias por el fuego...(creo q lo leí hace unos cuantos años)

Cuando se nos van, sus palabras parecen permanecer en nuestras vidas... mucho más aquellas que alguna vez nos llegaron a tocar el corazón...

Muchos de los que nombraste me alegraron muchos días, desde Pappo hasta Jorge Guinzburg... y el mundo los llora, pero también los recuerda.
Y creo, tu recuerdo es muy apropiado.

Abrazo memorable, hermano.

Evan dijo...

Gracias a vos por este homenaje... :)

Siento que él siempre ha dicho lo que yo quiero decir.

No dejemos de recordarlo.

Un beso Gas.

Dark Angel dijo...

Si... el Grande... el Hombre...
Sabio y eterno... porque el alcanzó su eternidad a traves de los que lo amamos.
Larga vida...eterna vida a este hombre
Besos desde mi lejana galaxia

Ella va a estar tan linda. dijo...

hermoso,sencillo..siempre en mi corazon va a estar.

un beso gaston!!

Twiggy dijo...

Si, una gran perdida.
Besos desde Uruguay

Ella.. dijo...

Si habré escrito a cada uno de mis novios de adolescentes "corazón coraza"......si me habré emocionado viéndolo en el lado oscuro del corazón, leyendo en alemán. Qué mirada, qué arte en sus ojos y en sus palabras..