martes, 3 de febrero de 2009

30. lluvia de sueños

Anoche llovió sobre Buenos Aires.
No fue una gran tormenta pero alcanzó con humedecer las almas solitarias que recorrían los distintos barrios en busca de sus gemelas.

Desde la ventana de mi dormitorio, tirado en la cama como caído del techo y tal como aparecí la primera vez por el mundo, contemplaba los flashes con que los relámpagos anuncian el rugir de los truenos.
Tengo una almohada muy cómoda a la que me gusta abrazar cuando no hay visitas nocturnas. Y anoche la abracé, pero el sueño no se hacía presente.
Podría haber puesto el equipo de música para que sonara algo de fondo, pero prefería escuchar las gotas lanzándose al vacío.
Me resultaba tentador agarrar algunos de los libros que tengo sobre la mesita de luz y ponerme a leer, pero no quería desvelarme y además prefería continuar con todas las luces del depto apagadas.

No sé qué hora sería, pero la noche y la lluvia continuaban de la mano hasta que por fin el sueño me invadió y caí rendido a sus pies.
Y ahí comenzó el problema…


A la hora de volver del trabajo, apareció con unos discos Pablo, y a él le estaba contando sobre la noche de anoche.
—¿Y cuál fue el problema? —preguntó queriendo que continuara con el relato, mientras en el equipo sonaba Boris Kovak.
—Que comencé a tener unos sueños… inquietantes.
—¿Pesadillas? ¿Algo del estilo de las del amigo Freddy Kruger?
—No, todo lo contrario.
—Nene, te juro que lo intento pero no llego a entenderte.
Lo que pasa es que me resultaba difícil explicarle lo que había soñado sin que sea tomado a la ligera, o que se pensara, justamente, en lo inconsciente que puede llegar a ser mi inconsciente.
Estuve buscando la vuelta para decirlo con las palabras exactas, pero la impaciencia de Pablo pudo más y ahí nomás se lo largué.
—Soñé que tenía relaciones con alguien del grupo.
—¿Conmigo? —preguntó ya cagándose de la risa como es su sana costumbre.
—No, con una de las chicas.
—¿Con quién?
—No te voy a decir.
—Pero es fácil de deducir. Fernanda queda descartada porque fue tu novia. Lola también queda afuera porque ya estuviste adentro. Pato y Pamela tampoco porque no creo que te den mucho bolilla. Además dijiste que fue con una, y ellas siempre (y más ahora) están siempre juntas.
—Entonces…
—Y entonces —continuó jugado a los detectives Pablo— el grupo de las soñadoras queda reducido a Lorena, Julieta, Natalia, Eugenia…
—Bueno, basta. Igual no te voy a decir con quién soñé, pero te puedo asegurar que jamás me podría haber imaginado que la íbamos a pasar tan bien.
—Pero está muy bien, amiguito —gritó Pablo golpeándome en la espalda—. Los sueños... sueños son, dijo Berugo. Y mientras Freud no te mande al frente, va a quedar entre tu almohada y vos… y yo, claro. Además, ¿quién no tuvo un sueño erótico y extremo con alguna amiga?
—Ah, ¿a vos te pasó de soñar que tenías sexo con alguien del grupo?
—Sí, con Ana.
—¿Con Ana? ¿Con mi hermana Ana? ¿Pero vos estás loc…?
—Uy, se me hizo tarde. Chau Gastón, nos vemos —se despidió rápidamente mientras a la misma velocidad atravesaba la puerta de salida.

Esta noche no llueve sobre Buenos Aires.
Pero ya sé que por culpa de mi amigo Pablo y su sueño con mi hermanita, no voy a poder pegar un ojo en toda la noche.

15 comentarios:

Gemma dijo...

Sólo te digo que las palabras soledad, calor, lluvia, oscuridad, luces, desvelo, abrazo, desnudez y almohada me dispararon unas imágenes mentales que...mejor no digo nada... por eso de ser uno dueño de sus silencios...Pero te dejo un beso de antología mirá...

Lilya Nuratis dijo...

1,2,3... probando...

me escucha????


aca, alma insomne....

sin lluvia, sin truenos...


sin sueños porno...

sin amigos paj......

en fin...

una noche mas que la desgarro entre café (que tradicionalmente ya esta dedicado a ud) y sus relatos...


besos sin sueño

Lilya

Terapia de piso dijo...

Siempre digo: no hay que decirlo todo. No.

José Roberto Coppola

Juan dijo...

Recuerdo cuando mis compañeros se ratoneaban con mi hermana, recuerdo haberme ratoneado con hermanas de amigos... recuerdo haber comenzado a ponerles bigotes antes de que me pongan una o mas trompadas... recuerdo que con dos o tres no me funcionó...

Si Freud viviera... creo que yo me encargaría de matarlo... jaja el y su interpretación onírica de mier... y el subconsciente que se nos despierta cuando dormimos... EL MUY VIVO!

Aunque pensemos también que nuestro bienamado William nos dijo en Sueño de una noche de verano: "El hombre está hecho de lo que están hechos los sueños... y los sueños... sueños son.."

Bueno y tanto hablar de noni... me agarró a mí... (Xo) -> si lo miras de costado parece alguien bostezando...-esto, sin dudas, es una demostración de que el sueño me hace (más) idiota.

Saludos Gastón...y sin ofender pero... compadezco tanto a su almohada como a la mía, más en las noches de calor...

Cecilia dijo...

Berugo también dijo: "Atrévase a soñar"...

Así que...

Ese anoche me mojé con la lluvia. Será porque soy una de esas almas que busca a su gemela.

Mucha de la Torre dijo...

Buenísimo Jamas sabemos el final del principio con que escribís

Evan dijo...

Sos cuida ehhh!

Ay esos sueños que te dejan pensando y hasta llegas a mirar con otros a ese amigo (en tu caso amiga).

Ojalá se te cumpla el sueño...

Un besito Gas!

Puta Desgraciada dijo...

Bua ja jaa yo tengo una almohada abrazable, que tiene ya hasta forma.

Como suenan las gotas sobre el zinc es puro extasis, y del bueno. Yo no me puedo dormir hasta que terminé... (de llover).

Me das miedo suenas a mi Gas Proporcionado pero argentino... Mmmm.

Voy a unirme a Juan, para matar a Freud si viviese, porque que respuesta le daría a alguien que en toda su vida solo ha soñado 3 veces (o al menos solo esos he recordado).

Cecilia dijo...

Hola!! ¿Está Gastón?

Se lo extraña!!!

Besos!

Gastón dijo...

Gemma: Lo que pagaría por poder escuchar tus silencios
(aunque creeme que puedo llegar a imaginarlos y... hmmm...)
Espero poder seguir disparándote tantas sensaciones gratas y placenteras.
(y cuanto más cerca más puntería tengo)
Besos antológicos

Lylia: Cómo explicarte el saber que te acompaño cada noche.
Me alegro que te refugies en mí, pero lamento la ausencia de sueños pornos.
Besos soñados

Terapia de piso: Bueno, según quién esté parando la oreja, ¿no?
Abrazo a medias

Juan: Las hermanas son maravillosas (por lo menos las ajenas)
Por mi parte sólo le pongo bigotes a las novias de los amigos, pero en los sueños, algunas aparecen depiladas, jajajaja.
Te mando un abrazo consciente de las pavadas de Freud y su subconsciente

Cecilia: El que busca encuentra, y tengo la sensaciónd eque estás mejorando la puntería.
Besos al alma
(y al cuerpo)

Mucha: La vida es una novela, y siempre es bueno no saber el final del cuento.
Besos sorpresivos

Evan : Si se me llegaran a cumplir los sueños, tendría un harem.
(y vos estarías en mi mesito a deluz)
Besos soñados

Puta desgraciada: me encantó que no te puedas dormir hasta terminar... de disfrutar la lluvia.
Y no me tengas miedo, al contrario, podés soñarme tranquila con la seguridad del despertar placentero asegurado.
Besos para usar

Gastón dijo...

Cecilia: Síp, acá estoy, pero la reunión en casa hoy terminó tarde
(y mañana hay que madrugar)

BesososeB

Ana dijo...

Aquí está lloviendo ahora, pero no es de noche. De todas formas, me gustaría tener un sueño de esos, para entretenerme jeje.
Un besito.

Gastón dijo...

Ana: Acá ahora sí está lloviendo (pero lamentablemente no es hora para un sueñito)
De todas maneras puedo visitarte y ayudarte con ese problemita de la falta de sueños adecuados.
Besos soñados

Lolita y El Profesor dijo...

Mjm... está bueno, este blog. Te sigo. Un saludito. Lolita

Gastón dijo...

Lolita: Una pena que me comiences a seguir justo cuando me estaba yendo, pero acá estoy de regreso dejándote una huella clara.
(ah, estás con el profesor... Bueno, igual no soy celoso)
Besos y bienvenida por estos pagos