martes, 20 de enero de 2009

18. desnudo por el mundo

Muchas veces soy el último en enterarme de las cosas que hago

Esta frase me identificó durante esa etapa de la vida tan natural y salvaje como es la adolescencia. Por instinto, por pasión, por estupidez, por aprendizaje, pero por sobre todo, por ser tan humano, fui recorriendo los caminos tan distintos y desiguales con los que me fui topando en esta hermosa vida que llevo conmigo.
Ya de grande (bueno, tampoco tan grande, che) los caminos seguían apareciendo con sus curvas escandalosas, con sus cruces paralelos, con sus rotondas infinitas, con sus atajos a destiempo, con sus senderos fantásticos, con sus bifurcaciones atrayentes, con sus rectas torcidas, con sus ascensos celestiales y sus descensos vertiginosos.
Y como corresponde, los fui recorriendo, sabiendo que cada paso dado es una enseñanza de vida, al igual que cada una de las mañanas (tardes y noches) que se presentan antes nuestros ojos de manera tan puntual.

Todo eso me llevó a amar a mis amigos y alejarme de los otros.
A conocer mujeres que tienen pedazos de mi corazón, y a otras que provocan mis latidos.
A saber andar por calles empedradas, y a desandar callejones sin salida.
A elegir trabajos para crecer, y desechar empleos por propinas.
A reconocer miradas, y a escaparle a puños cerrados.

¿Cómo se logra este aprendizaje de vida?
Supongo que viviendo hasta el último segundo de vida.
Quien deja de hacerlo… su vida terminó mucho antes que el final.

Esta mañana, ya en la editorial, estaba revisando los mensajes de cada día y de pronto lancé contra el aire acondicionado una carcajada que daría envidia al Guasón (q.e.p.d.). Fue cuando leí el interesante comentario firmado por Cecilia y escrito con uno de sus dedos levantado. No el del “fackiu” sino el otro que es más peligroso… el de la inquisición.

Ya mi querido amigo Cristian, en algún momento, me advirtió sobre los peligros de exponer mi vida privada en lugar tan público (y agrego anónimo). Sin embargo, también por este medio y de esta manera he conocido y voy conociendo a otras personas maravillosas que con seudónimo o no, cerca del barrio o en otro continente, acercan sus palabras de pensamientos personales, de corazones voladores pero con los pies sobre la tierra.

Contando mis aciertos y errores, mis anécdotas y olvidos, ahora continúo escribiendo mi vida a diario… siendo tan brutalmente honesto como mi amigo el salmón, tan desnudo como cuando nací, tan libre como mis pensamientos libres, tan sincero como la imagen que me muestra el espejo cada mañana.

Todos tienen la libertad de leer lo que quieran o de querer lo que leen, de hacer de sus camas un lago estancado o un mar de olas que vienen y que van, de mirarse en el espejo y continuar con el engaño o reconocer al original, de casarse con la espalda que mejor conocen o estar con quien provoque la sonrisa sincera.

Yo soy así desde que tengo uso de razón y pasión.
Será por eso que cuando llevo mi mano al pecho, escucho latidos.
Será por eso que las novelas y los cuentos los dejo para los libros.
Será por eso que no soporto los dedos que apuntan sin conocer realmente el blanco.
Será por eso que amo la escritura tanto como al sexo, como a mis amigos, a mis discos, a las noches estrelladas, a mis libros de géneros y autores diversos, al dulce de leche repostero, a mi familia, salir a la ruta, la pileta de Sergio, las películas repetidas, las sorpresas de la vida, los encuentros sin programar, y tantas otras cosas que no considero una obsesión, simplemente porque no hacen mal, sino todo lo contrario.

Y es que la vida es maravillosa, es el mejor regalo de Dios…
Y todo lo que nombré (no puse todo por razones de espacio) y que amo forma parte de la vida…
Y a mí me encanta estar con vida, sobre todas las cosas, para poder vivirla.

15 comentarios:

Cecilia dijo...

Ay, Gastón, Gastón, herí tu sensibilidad. Disculpame.

Será que yo perdí un hermano de la peor manera que puede morir alguien y que no puedo pensar ni en sexo, ni en vacaciones, será el duelo, que se yo.

Un beso.

Cecilia dijo...

Volví: será que me habías gustado y que imaginaba conocerte algún día, Gastón, pero estás tannnn requerido y rodeado que yo quedo como lectora.

:P

Dale Gastón!!! ¿La inquisición soy, sólo por opinar?

Dale!!!

Otro beso.

Evan dijo...

Buenas noches Gastón!

Me encanta leerte e ir conociendo más cosas de tu vida a diario...

Seguí contándonos sin que nadie te cohiba. :)

Un besito!

Mucha de la Torre dijo...

Me apasiona tu pasión....

Esquizo dijo...

"Muchas veces soy el último en enterarme de las cosas que hago"
Esa frase describe perfectamente de que manera vivimos la vida, con tanta inconciencia y a la vez con tanta intensidad, con errores y aciertos, pero es así tan maravillosa la vida.

(Escribe lindo)

Lilya Nuratis dijo...

"Yo soy así desde que tengo uso de razón y pasión"

me sente a leerte, desplegando el buen uso de la razon (asi como me enseñaron o impusieron) y me perdi en los recovecos, las bifurcaciones, las calles empedradas, y me perdi en el deleite de desplegar el uso de pasion que a veces dejo en el bolsillo...

un placer espiar este rincon
besos
Lila

Ana dijo...

He llegado de casualidad y creo que me voy a quedar por aquí jeje.
He leído el post de la confusión de nombres de las chicas... ¡Metista la pata pero hasta el fondo! Jeje. Yo a mi novio casi le digo el nombre de mi mejor amigo (no sé en qué estaría pensando...)
Un beso.
PD: Que le den a la inquisición ¿no? ;)

Gastón dijo...

Cecilia: Tan humanos como sensibles y exagerados.
Queda todo esto como una anécdota.

Y sobre lo de tu hermano...
Permitime este abrazo fuerte, sincero y eterno.
Te mando un beso grande y me alegro realmente con tu regreso por estos pagos
(después del portazo con el que te fuiste, jajajaja)

PD: (tenés mi correo a tu disposición)

Gastón dijo...

Cecilia: La inquisición no, pero ese dedo tuyo... jajajaja.
Y quién no te dice que nos podamos conocer?
Por lo menos ahora lo hacemos a través de nuestros respectivos escritos y por medio de estos comentarios de idas y vueltas, ¿no?
Besos de regreso

Evan: A veces me cohibe tu mirada y me quedó hablándole sin escribir.
(shhh... es un secreto entre nos)
Besos sin rubor

Mucha: Es un lindo piropo viniendo de alguien tan tremenda y hermosamente apasionada.
Besos que llegan con el viento de la pasión

Esquizo: Te agradezco las palabras y sobre todo la visita, que aunque es por prescripción médica, espero que las próximas sólo sean por placer
(aunque nos enteremos más adelante)
Besos sociales

Lilya: Sentite acompañada por mí en esas caminatas a ciegas, como la vida misma.
(y por lo que estuve viendo, tu bolsillo está lelno de pasión y lo desparramás de una manera muy intensa y viva)
Besos de a dos

Ana: me alegro que la "casualidad" te haya traído para estos pagos, y también que hayas sabido frenarte a tiempo en situación tan delicada y apasionada.
Espero que tu novio nunca se entere, y que tu amigo lo sepa.
Besos de bienvenida

Cecilia dijo...

Gracias, Gastón, por la inquisición y la buena onda (jajajaja).

Besos!

Evan dijo...

...te me haces el langa y me cohibo yo!

:)

(cara colorada)

lore dijo...

cecilia, soy yo lore, una amiga de gastón y nada más quería decirte y aclararte que entre nosotros somos un grupo muy unido y apasionado, o exagerado como dijo él. desde ya me sumo a darte mi abrazo, no solo de mujer a mujer, sino de ser humano a ser humano. te mando un beso
lore
y otro para vos gastón, mi más amado amigo.
te quiero mucho mucho

Cecilia dijo...

Gracias Lore, un beso!!!!

andreita dijo...

"Cai" de casualidad en este site "y a mí me encanta estar con vida, sobre todas las cosas, para poder vivirla"...
Gracias por tan bellas palabras, por tanta sensibilidad! :D
Saluditos!

Basta de chitear dijo...

"nada más quería decirte y aclararte que entre nosotros somos un grupo muy unido y apasionado, o exagerado como dijo él."
Este comentario me mató--- cuanta amistad chicos, cuanta hermandad...

no puedo parar de leerte... te quiero conocer... q tipo mas sencible...