viernes, 23 de enero de 2009

21. perdidos

…y de pronto llegó el viernes casi sin que me hubiera dado cuenta.

El reloj marcó la hora precisa en que termina mi jornada laboral en la editorial y fue en ese momento cuando me di cuenta del día en que me encontraba.
Claro, es que ayer la reunión en lo de Lore terminó bastante tarde y en casa estuve tirado en la cama sin pegar un ojo. Recién me dormí plácida y profundamente cinco minutos antes de que sonara el maldito gallo electrónico.

Por suerte en el trabajo hubo un poco de movimiento y eso me ayudó a no quedarme dormido sobre el escritorio. Ya avanzado el día, el sueño desapareció como por arte de magia y seguí con el ritmo de siempre.
Sobre el final, algunos llamados telefónicos y no mucho más.
Fue ahí cuando me di cuenta que ya comenzaba el finde y que seguramente tendría invitaciones programadas, propuestas indecentes, mensajes subliminales, o algo divertido para hacer.

Pero también me doy cuenta que Lucía no me llamó en toda la semana. Y cuando imaginé que hoy viernes podía hacerlo… tampoco lo hizo.

Finalmente vuelvo a casa y en el ascensor me encuentro con Sebas.
—Gastón, ¿a qué hora hay que estar en lo de Pablo?
—¿Para qué?
La cara de Sebas se transformó como si hubiese dicho algo inapropiado de su hermana, cuando en realidad todo lo que podría decir de ella es muy apropiado.
—Pero… ¿Vos te olvidaste de lo que pasó el miércoles? —me dijo (casi) indignado.
Y fue ahí cuando caí con la misma precisión que un avión en una isla…

Resulta que con los chicos, gracias a una bendita recomendación de Cristian, nos hicimos fanáticos de Lost (¿quién no?).
Este miércoles comenzó la 5º temporada y todos hicimos el esfuerzo enorme por cumplir la promesa y no ver el capítulo triple (sip, como los mejores sánguches de miga).
La razón de esta prueba es sencilla: Hoy viernes on the night teníamos que ir a los de Pablo a realizar la correspondiente “Maratón Lostiana”, en la que vemos algunos capítulos viejos, y como postre, los primeros capítulos de esta última temporada que él ya se encargó de conseguir.


Cuando llegó a la casa junto a Sebas, ya estaban ubicados estratégicamente todos los que nos juntamos anoche, salvo Fernanda que estaba ausente con aviso.
—Se fue a pasar el fin de semana en Mar del Plata —explicó Lore.
—Sí, pero por trabajo —agregó Pablo con su buena cuota de maldad.

La sala ya estaba dispuesta y predispuesta, los vasos llenos, la tele y el dvd conectados al equipo, las luces listas para apagarse, sólo faltaba que llegasen las mil docenas de empanadas, y la gran noche comenzaba.

—No lo encuentro —dijo de pronto Pablo con un gesto desencajado
—¿Qué cosa no encontrás?
—El disco de Lost. Lo tenía en una cajita acá en el portafolios y ahora no está —siguió diciendo mientras revisaba por quinta vez todos los lugares posibles.
—Siempre con tus bromas —lo retó Lore.
—No, te juro que esta vez no. Tiene que estar… —y pegándose en la cabeza de una manera que nos dolió a todos por fin dijo—: ¡en la oficina!
—Andá a buscarlo —lo mandamos al mismo tiempo que lo invitábamos a retirarse a otro lugar también.
—No tengo las llaves. Y ahora hasta el lunes…

Llegaron las empanadas. En medio de discusiones severas y silencios prolongados nos fuimos acabando la comida y la bebida.
—¿Y ahora qué hacemos? —preguntó Sergio.
—Salgamos a divertirnos —sugirió Sebas al mismo tiempo que aceptábamos su propuesta y nos íbamos levantando para partir hacia quén sabe dónde.

Después de todo… la noche no estaba perdida
(y la amistad menos, che)
y nosotros nos dirigíamos a perdernos en algún lugar indeterminado de la ciudad.

9 comentarios:

Cecilia dijo...

Llevá plata, pañuelo, documento. :P

Bueno, que lo pasen lindo, despuès nos contás. A ver quien cae en tus brazos, matador!!!!
Bah, capaz que este finde hacés dieta...


:D

Beso!

Gemma dijo...

Dos reflexiones:

Lucía está más metida que vos y de lo que creés...

Qué envidia...ser parte de ese grupo...No aceptan una más?
Soy re piola...

Terapia de piso dijo...

Los planes no programados siempre resultan buenos. Inesperadamente buenos.

José Roberto Coppola

Juan dijo...

Lo mas loco de esto es que todavia estabas sin dormir a la hora de salir... Y seguramente vas a llegar con unas ojeras marca ACME el lunes a la oficina... a menos claro, que no haya acción pero si problemas...

Mis vacaciones están a punto de terminar pero tengo mucho material para escribir... Ojalá pudiera hacer un diario a diario como vos, solo que sería demasiado para mi y para esa hermosa ciudad devenida en gallinero de quilombos que es Bahia Blanca...

Muchos saludos... te leo de pe a pa.

Abrazos,

Juan.

Ana dijo...

Los planes "sin planear" son los mejores. Es mejor no saber dónde acabarás, así tiene más emoción jeje.
Un besito.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

No aceptás otra mas en el grupete?
:)
Yo...no me enganché lon Lost.

Gastón dijo...

Cecilia: "Hazte fama y échate a dormir"
Yo estoy en esto último.
Bezozzzzzzz

Gemma: No necesitás invitación.
Y sobre lo de Lucía... ¿te parece?
Besos intuitivos

Terapia de piso: Así es... la televisión es un gran ejemplo que tiene programas... ¡¡¡y malos!!!
Abrazo improvisado

Juan: Estoy a punto de volver a dormir (aunque las ojeras ya veremos el lunes con qué las disfrazo)
Recibí este abrazo grande hacia esa extraña ciudad donde también tengo algún que otro extraño amigo.

Ana: Sin planear, sólo volando un poco agitando los brazos, jajajaja
Besos que no acaben.

Ferip: La verdad es que no sé... Ahora que me entero que vos y Lost no funcionaron...
Lo hablo en la próxima reunión de directorio, pero tendrías que reveer tu situación.
(o por lo menos dartle una nueva oportunidad a Lost, pero desde el principio, eh)
Besos encontrados

Cecilia dijo...

Viste, hacés dieta (espero que se haya entendido como un chiste, porque eso es lo que fue).

Lost me gustó, pero no me gusta estar mucho frente a la tele, así que vi el principio y fue. Quizá con un grupete como el tuyo... me quedo mirando.

Vez!! Que lindo tener amigos así!

Bezozzzzzzzzzzz y olé!

Basta de chitear dijo...

jjajja locura lostera,,, te acompaño en el sentimiento, o te acompañaba...
son las 03.58am, mañana sigo leyendo... o quizas me leo uno mas...