jueves, 29 de enero de 2009

26. preguntas (sin respuestas)

Anoche le expliqué a Lucía que no tenía porqué enojarse. Los chicos son amigos de Fernanda, y por otra parte es normal que confundan el nombre después de haber estado con ella casi tres años, y sobre todo teniendo en cuenta que no hace ni un mes que dejamos de estar juntos.
—Ya lo sé, porque es el mismo tiempo que hace que corté con mi novio —respondió con cierta sequedad Lucía.
—¿Y no volviste a verlo o a charlar con él? –pregunté lleno de inocencia.
Sin contestar me dio un beso y se fue.
¿Eso qué significa?
¿Que se ofendió por mi pregunta?
¿Que lo sigue viendo?
¿Que no me quiere ver más?
¿Que se acordó de algo que tenía que hacer con suma urgencia y sin tiempo para decirme nada?

Me dormí sin querer buscar (ni encontrar) respuestas porque, como alguna vez dijo mi amiga Juliet en un ataque de metafísica existencial:
“Una vez que tengas todas las respuestas, te vas a tener que joder, porque van a cambiar todas las preguntas”.



Hoy, al salir del trabajo, me estaba esperando Fernanda como ya habíamos quedado. Le pregunté si quería ir a tomar algo mientras charlábamos.
—Sí, dale.
Entramos a un lugar que no conocíamos. Buen ambiente, poca gente.
Fer pidió un Dr. Lemon y yo lo mismo para acompañarla.
Ya estaban los dos vasos servidos mientras afuera continuaba pasando la gente indiferente, y nosotros adentro, mirándonos sin decir nada, envueltos en un confortable silencio.
—¿De qué querías que hablemos? —le pregunté sin poder contener mi curiosidad.
Apuró su vaso y, como no queriendo la cosa, me preguntó cómo me encontraba.
—Bien… Bah, como siempre, qué sé yo… ¿Vos me preguntás por algo en especial?
—¿Andás bien con… Lucía?
—Sí… No… Más o menos… Nos estamos conociendo todavía. Todo fue muy sorpresivo, ¿no?
—Me imagino —dijo bajando la mirada mientras se servía lo que quedaba de su bebida en el vaso.
—¿Y vos? ¿Cómo estás?
—¿En qué sentido?
—En el mismo sentido. Con el tipo este que no me acuerdo cómo se llama…
—¿Con Fernando?
—Sí, con ese. ¿Cómo andás?
No dijo nada. Simplemente se levantó, me dio un beso y se fue.
¿Eso qué significa?
¿Qua anda o que no anda?
¿Que se ofendió por olvidarme el nombre?
¿Que no me quiere ver más?
¿Que se acordó de algo que tenía que hacer con suma urgencia y sin tiempo para decirme nada?

Me quedé en el bar un rato más, terminando mi trago sin querer buscar (ni encontrar) respuestas porque, como alguna vez dijo mi amiga Juliet en un ataque de metafísica existencial:
“Una vez que tengas todas las respuestas, te vas a tener que joder, porque van a cambiar todas las preguntas”.

16 comentarios:

Lilya Nuratis dijo...

jajaja perdon que me ria... (no quiero ofender a su yo lirico ni mucho menos) es que es tan enroscadamente bello... y tan terriblemente tierno incursionar en el mundo masculino, despues de haber sido "sopapeado" con los acertijos femeninos...

Sigo atenta sus escritos, siempre con el humo de un cafe intenso de por medio...

Besos querido...
Lilya

Cecilia dijo...

Definitivamente mi vida es muy aburrida.
Te dejo un beso, Gastón.

Juan dijo...

Planteo una teoría que puede interesarte... alguien alguna vez me dijo: "Hay dos maneras de hacer sentir mal a alguien y lograr que se retracte. Una es simular estar extremadamente enojado... la otra (adiviná) es dejarla/o con la palabra en la boca, dar media vuelta, y salir en silencio sin dejar que la puerta se golpee..."


Es difícil, creo que estás metido en las ligas mayores, encima son dos mujeres con carácter al parecer...

Dales tiempo de que piensen... a veces es mejor eso que interrumpir un silencio... nunca se sabe donde puede terminar todo si los pensamientos se nos encapan antes de que los agarremos..

Abrazo de esos con mucho calor de ciudad... y de paso, tomate una Bayaspirina para adelantar... me huelo un lio... (ojala me equivoque).

Ana dijo...

Como ha dicho Cecilia, mi vida es muy aburrida jeje.
Anda que si las dos ahora quieren estar contigo... ¿Cómo ibas a decidir?
Te dejo con la respuesta jeje. Un beso.

Gemma dijo...

Ni idea Gastón, me falta conocer ciertos detalles y......No, ni idea, Gastón.

MAR dijo...

“Una vez que tengas todas las respuestas, te vas a tener que joder, porque van a cambiar todas las preguntas”.
NUNCA LO HABIA VISTO ASI...PERO TIENES TODA LA RAZON.
Besos para ti.
mar

Lilya Nuratis dijo...

Amanece gris plomo...
me siento a leer su diario... todo sigue igual... (por ahora)

claro que le dejo lo latidos... la pulsacione.. y sobre todo la pulsione!!!...

me voy momentanea, regresare atenta.
Besos calidos

Lilya

Extranjera dijo...

Jajaja. Yo creo que te vas a llevar una sorpresa con lo que te van a decir las dos pq no es lo q te esperas. Vaya q tienes una vida interesante...

Terapia de piso dijo...

Tengo muchas preguntas, demasiadas. Más de las que me gustaría.

José Roberto Coppola

Naimad dijo...

Creo que es el día en que uno piensa "que carajo hice yo para merecer esto"... e inmediatamente someterse a las voluntades de las ninfas del Rey Baco.

Mucha de la Torre dijo...

Me hace sonreir el texto y los comentarios de los otros bloggeres me gusta este lugar es cálido y Bien escrito ...
Te sigo muchacho te sigo de cerca

Ricardo Tribin dijo...

Gracias Gaston.

Me encanto lo del cambio de preguntas.

Excelente relato.

Un abrazo

Gastón dijo...

Lylia: Más allá de las quejas, me resulta intensamente placentero encontrarme envuelto en el fascinante y misterioso universo femenino.
Y también me encanta imaginarte siguiéndome entre esos sorbos calientes de café que acompañan.
Besos desde mi mundo

Cecilia: No digas eso!!!
No quisiera que te escapes en helicóptero al igual que el "pitufo dormilón" que se tildó de la misma manera.
Besos despiertos

Juan: Interesantes teorías, aunque de mi parte creo no haber dicho (ni hecho) nada malo. Simplemente pregunté... y supongo que se fueron en busca de la respuesta exacta.
(ups! ya tengo el sobrecito de bayaspirina y el vaso de agua preparado)
Abrazo ciego

Ana: Si las dos quieren estar conmigo es un empate. ¿Tendré que cruzarme con alguna tercera?
Acaso vos...
Te mando un beso para nada aburrido

Gemma: Estamos iguales. Ni idea ni sospecha ni cerca de saber-entender-imaginar.
Besos desconcertantes

Mar: Los créditos son para Juliet, y realmente es así.
Besos compartidos

Gastón dijo...

Lylia: Por acá estaré...
Y espero que nos podamos sorprender juntos.
Besos de vuelta

Extranjera: Si alguien fuera capaz de adelantarse y saber la respuesta de una mujer (y encima acá se trata de dos), creo que podría sacarle el trono a Nostradamus.
Besos futuristas

Terapia de piso: Bueno, comenzá con las respuestas entonces porque te vas a quedar sin lugar.
Abrazo apretado

Naimad: Yo soy un abonado a las voluntades de las ninfas. Y por otra parte sé lo que hice, lo que hago y lo que haré...
¡Enamorarme de las mujeres que pasan por mi vida!
Abrazo a voluntad

Mucha: Tu cercanía es un beso eterno para mí.
Y sí, los que me siguen y comentan colaboran de manera impresionante con mi vida a diario, con sus consejos, con sus retos, con sus dichos, con sus pensamientos, con sus escritos, con sus formas de ser, con sus propias vidas a diario.
Besos desde siempre y para siempre

Ricardo: Gracias por tus palabras... y por no hacer preguntas, jajajaja
Abrazo como respuesta

el_iluso_careta dijo...

sigo tu historia pasa a paso está muy buena---

Basta de chitear dijo...

pero por el amor de cristo rey!!!! su vida es muy interesante señor!!!!!!